Jueves, 20 de junio de 2019 5:25 PM

Vasos de siete vidas

Cumplir con su ciclo de vida útil significa que después de emplearse una vez debieran ser descartados. Esto es terminar en las arcas de la Empresa de Recuperación de Materias Primas o en los cestos, pero aun así no se me quita el frío en el estómago cuando descubro en las zonas aledañas a las cafeterías, restaurantes o tiendas en divisa a quienes —casi siempre ancianos— se encargan de escudriñar los cestos y las cajas en busca del maltrecho vaso plástico o el cubierto.

En los mostradores de los negocios no estatales no faltan y la posibilidad de que cada uno sea usado solo una vez merece el beneficio de la duda, pero no convence.

Ya el periódico Vanguardia, de la provincia de Villa Clara, denunciaba en agosto de 2018 a individuos que lavaban este tipo de “cubertería” en las aguas contaminadas de un río, mientras otros los colocaban sobre la hierba, a modo de método de secado.

Un lente curioso descubrió la historia que solo vino a desempolvar una verdad enorme como témpano de hielo, porque lo cierto es que desde hace rato ha sido así y una se deja engañar y no averigua para no saber y evitarse lamentaciones ante el próximo arrebato de calor que incite a beber del vaso con la misma o más intensidad que antes.

Para quienes controlan y supervisan, las violaciones figuran como evidentes a la norma cubana 456 del 2014, que explicita los requisitos sanitarios generales de los envases, embalajes, medios auxiliares, equipos y utensilios destinados al contacto con los alimentos, con énfasis en la obligatoriedad de un diseño favorable para su limpieza.

Entonces entraríamos en un terreno más complejo, dictado por resoluciones, normas y decretos, y lo que la Organización Mundial de la Salud ha venido a definir como inocuidad de los alimentos, concepto referido al conjunto de condiciones y medidas necesarias durante la producción, el almacenamiento, la distribución y la preparación de los alimentos, de modo tal que, una vez ingeridos, no sean un riesgo para la salud.

Por este modus operandi, que atenta contra todo lo que está escrito, la lista de enfermedades transmisibles por vía oral estriba en la hepatitis, el cólera, la tuberculosis, la gripe y otras complicaciones digestivas. A su vez, otras verdades pueden encontrarse en el Departamento de Inocuidad e Higiene de los Alimentos y Nutrición del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, donde se reglamenta que los utensilios y cubiertos al entrar en contacto con los alimentos deben estar pulcros y su óptima desinfección se realiza con hipoclorito de sodio. Cuando son desechables no admiten un proceso de aseo semejante con las pautas cualitativas que demanda.

Con las fluctuaciones del mercado de por medio, para adquirir este tipo de envase habría que dirigirse a las tiendas en divisa, donde se expenden, generalmente, 10 recipientes por 1.00 CUC, o a los mercados en moneda nacional. Si bien dudo que estos precios sean rentables para la mayoría, pienso en ambas vidrieras desabastecidas y no se me ocurren muchos otros lugares de procedencia.

No porque Cuba haya decidido celebrar por vez primera el Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos el pasado viernes el tema es nuevo, aunque si pudiéramos decir que en materia de regulaciones y hacerlas cumplir, a pesar de los esfuerzos y avances, andamos en “calzoncillos”.

Tampoco es que sea fácil para el cuerpo de supervisión integral o Salud determinar cuando el vaso o el cubierto desechable es nuevo o no, mas si se tiene a mano un reluciente nailon con ejemplares originales para ser mostrado a los ojos curiosos.

No se trata de sacar vajilla de lujo para usar en el negocio, pero si de un mínimo de responsabilidad frente a las leyes vigentes y de respeto por la salud ajena. Por lo pronto, a mi bártulo diario le he sumado un pequeño vaso debidamente envuelto por si la duda y la sed me asaltan.

👉Los requisitos de inocuidad instituidos en el país para cada uno de los productos🍔🥗🍦🍞 deben contribuir a mejorar la...

Posted by Periódico Invasor on Sunday, June 9, 2019


Comentarios  

# vasilymp 12-06-2019 10:02
muy buen comentario. sobre este tema, he escuchado y leído muchas variantes, otras, de como reutilizan los vasos los inescrupulosos y oportunistas. más allá de todo eso, decidí no comprar más nada en vasos desechables que no sean sacados de sus nylon y que su procedencia no se vea tan obstensiblemente macabra.
Responder | Responder con una citación | Citar
# barbaro martinez 12-06-2019 12:11
no estoy de acuerdo a solo decir que "en los mostradores de los negocios no estatales" merece la duda
que investigacion ha realizado usted periodista para asegurar esto ?. no se da cuenta que esta estigmatizando a este tipo de propiedad.
y es que no existe tambien la "duda" en los estatales ?.
en lo que si estoy de acuerdo es en que sucede ,deje de tomar alimentos en ellos cuando vi que varias personas los recogian en el estadio de pelota al terminar el partido

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# #Ailén 14-06-2019 12:24
No pude opinarse sobre ningún tema sin antes investigar. Claro que lo hice y los resultados fueron tal cual dije. Es evidente que en los negocios no estatales es donde se usa este tipo de cubertería al menos en mayoría basta una ojeada rapida a los alrededores del hospital o ambas. Aunque tampoco se trata de estigmatizar, por supuesto, que el caso puede darse en otras entidades, si lo sabe denúncienlo y así ganamos todos. Gracias por comentar!!!!!!!!!!!
Responder | Responder con una citación | Citar
# barbaro martinez 17-06-2019 13:08
no puedo denunciarlo ya que no he investigado (un ciudadano de a pie no tiene formas de realizar una investigacion de este tipo ) ,la animo a usted a que las pruebas que tiene de su "investigacion" se las entregue a la fiscalia y asi se denuncie los casos con nombres y apellidos, no es bueno meter a todos en el mismo saco.
tengo una opinion diferente a la suya pues en numerosos establecimientos estatales (cafeterias,jugueras,centros nocturnos,cerveceras dispensadas) he visto utililizar platos, cubiertos y vasos que son de uso desechable( no puedo dar fe si eran nuevos o usados).yo en particular trato por todos los medios de no utilizarlos
seria relativamente facil conocer si se reutilizan,pidiendo los vales de entrada a esas unidades.
ahh y una "curiosidad" que tengo que cantidad de detergete,javon liquido entrego de lo que va de año el estado a centros de gastronomia , panaderias y centros de elaboracion.
un ciudadano segun la nueva Constitucion tiene derecho a la informacion.
que mecanismos existen para que esto se cumpla.
en otro pais del mundo el sindicato de trabajadores particulares pondrian una demanda ante el periodico para que muestre las pruebas con la que se basa para emitir este criterio y pedirian que los resarcieran por daños y perjuicios en la imagen de sus negocios.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# luis 18-06-2019 09:04
Pero no me diga usted que se entera ahora, y además lo duda, que por toda la ciudad existen busos que recogen vasos, los laban en cualquier lado y después se los venden a muchos cuentapropistas. Bárbaro que demanda ni demanda, lo que escribió la periodista es así mismo y usted lo sabe. De qué demanda está hablando, el artículo no acusa a nadie en particular, sino que denuncia una realidad que está a ojos vista y no se le acaba de poner freno.
Responder | Responder con una citación | Citar
# barbaro martinez 18-06-2019 09:36
pues claro que en eso estoy plenamente de acuerdo con la periodista,si yo lo he visto sacandolos de los latones de la basura.
pero.Por que solo la "duda" de su utilizacion recae en los cuentapropias ?
y ademas por que generalizar en ello, eso hace que la imagen de todos los cuentapropias sea dañada.
es real que no existe permanentemente en el mercado.Desconocen ustedes que desde el cayo se traen nuevos para venderlos en la ciudad.
luis ,lo animo a que lea el segundo parrafo, que es con en el que estoy en total desacuerdo, solo se menciona a los no estatales .

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# UnKnown 12-06-2019 15:07
En favor de mi conciencia puedo afirmar que solicito un servicio con esas características (uso de vasos, cucharas y platos desechables en posible reuso), hasta ahora, 1 vez cada 2 años y medio más o menos y pienso hacerlo cada vez menos... pero resulta muy preocupante y desconcertante pensar porqué son las prácticas relacionadas con la falta de higiene y los malos hábitos, lo que tiende a aplicarse en nuestro país con mayor facilidad.
Lo de la "inocuidad de los alimentos" es correcto, pero en nuestro caso me parece solo algo más de teorización romántica.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Geidys Alvarez 13-06-2019 00:36
Me van a disculpar, pero ahora es que lo ven??? Cada vez que tengo que transitar principalmente por nuestras terminales de ómnibus vemos éstos casos, de ancianos principalmente recogiendo de la basura o en la misma calle éstos vasos, y ya mis hijos saben por qué me niego a comprarles los granizados, que por cierto ya me parece excesivo 3 pesos por un poco de hielo con malos siropes, no me creo que ningún inspector haya visto esto antes, perdón, es mi punto de vista.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Miguelz 13-06-2019 09:06
Gracias Alien, pero me pregunto tiene que ser una periodísta la que denuncie estos problemas? para que están entonces los Inspectores Integrales y de Salud Pública? de ésto se percata cualquiera, vean los vendedores de Granizados para que lo vean?, caballero, es verdad que estamos perdidos, en el Parque Martí hay un moreno delgado con la maña de caminar con la manos detras de la espalda que se dedica todo el tiempo a esa función, alguien seguramente le paga para realizar ese servicio, bueno vamos a dejarlo ahi...
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar