Lunes, 24 de septiembre de 2018 1:50 AM

Tuercas sueltas del control

En el trayecto de mi casa al centro de trabajo, debo cruzar por donde han proliferado tres o cuatro microvertederos, deslucidos sitios que hace un tiempo empañan, también, a la ciudad de Ciego de Ávila, y que resultan puntos del área urbana utilizados de forma improvisada para depositar la basura, inventados cuando el carro de recogida demora en exceso o simplemente como consecuencia de la indisciplina social, o las dos razones a la vez.

Resultan obvios los perjuicios que esa práctica ocasiona, pero no voy a referirme a ese costado del penoso asunto, en una urbe que antaño ostentaba la etiqueta de ser una de las más limpias de Cuba, sino al contenido de lo que veo botar como desechos.

Incomoda percibir la frecuencia con que materias primas con vida útil se van a los vertederos, pese a lo apretado del bolsillo común y a los documentos rectores de la sociedad, que sitúan al reciclaje como una de las más viables y directas fuentes de ingresos.

La semana anterior, en una cama ampirol, junto al cine Nicaragua, yacían decenas de botellas de cerveza, de color verde; al parecer de un volumen más pequeño al estándar de ese tipo de envases y, tal vez, no aceptadas por las casas de compra de Materias Primas.

Digamos que estas por su tamaño no fueran reasimiladas por la industria cervecera cubana; pero como desperdicios de vidrio o las fibras plásticas, si fuera el caso, forman parte del listado de renglones que capta la Empresa Recuperadora.

Pero los malos procederes respecto al reciclaje, van más allá de los vertederos. ¿Quién no ha visto en cualquier punto de la ciudad un cartón de huevo tirado, tapando un hueco o en tránsito hacia las casas porque el carnicero lo entrega al cliente, con producto y todo?

No es preciso estar atento a los basureros ni reparar en el ambiente de la calle, casi siempre visto como algo normal, en el que el viento revuelve papeles, jabas de nailon, sacos… para percatarse de cuanto queda sin reciclar.

Un país, en vías de desarrollo, y haciendo esfuerzos por reformar la economía, no puede darse ese lujo.

Sé que la dinámica de ahora dista de la vivida en las décadas del 70 y 80 del pasado siglo, en la que los Comités de Defensa de la Revolución acopiaban y clasificaban las materias primas y, después, un camión o tractor con carreta las recogía.

Hoy, a la Empresa Recuperadora no le es rentable destinar sus escasos vehículos y combustibles a deambular por tantos lugares, además de que esa función corre por parte de la población, sobre todo trabajadores por cuenta propia.

Pero en el nuevo contexto, ciertos “resortes” se han quedado detrás o no funcionan. Poco se ha hecho en preparar las condiciones para que la población vaya asimilando el hábito de clasificar los recursos con valor de reuso.

Sé también que en no pocas ocasiones, por la obsolescencia de nuestra cadena productiva, resulta más barato adquirir alguna materia básica en el exterior, que elaborarla o gestionarla en el país; digamos que con la caída de los precios del petróleo, parte de este, es empleado por la industria química para elaborar envases plásticos, por grandes cantidades y a muy bajo precio en el mercado. Aun así, lo que se compra fuera, la mayoría de las veces hay que traerlo desde países lejanos, lo cual encarece los costos.

Se impone, entonces, ajustar bien un sistema legalmente establecido y que tiene “nombre”: La Ley 1288, indica a aquellas personas jurídicas que generan desechos, y que no vayan a ser reutilizados por ellos mismos, entregarlos al reciclaje; cadena que si se engrasara bien podría, además, contribuir a educar a la población en esta finalidad y, que hoy constituye otra de las “tuercas sueltas” del control.


Comentarios  

# lolo 05-04-2018 10:57
Que lastima periodista, esto se ve en toda Cuba, y no pasa nada. Ahora que PRIVATIZARON parte de la empresa MATERIAS PRIMAS, se ve mas, pues lo que no da resultado economico, no es de mi interes, aun cuando esta en su objeto social.
Pero lo que mas me llama la atencion, es que no hay una sola multa a los infractores, que son dos, los que incumplen y echan desechos donde quiera y los directivos que no cumplen el ciclo de recojida y no buscan alternativas.
Saludos
Responder | Responder con una citación | Citar
# barbaro martinez 05-04-2018 18:51
en el mismo centro de la ciudad,los establecimientos del CIMEX,comercio,TRD CARACOL y otros mas tiran a la via publica cajas y plasticos.
soy de la opinion que estos TIENEN la OBLIGACION de comprar sus propios contenedores para sacar la basura.
seria descabellado que comunales le cobre este servicio a centros de trabajo tanto particulares como estatales ?
los TURISTAS de lo que mas se quejan de CUBITA la BELLA es de la suciedad.
ahh, y es general desde personas mayores hasta los niños
se ha destapado una cantidad ENORME meones ,los bajos del 12 planta y la clinica estomatologica son URINARIOS PUBLICOS permanentes.
tendra que ver que en los baños publicos ahora cobran 1 peso ?

brmh

brmh

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# Abelardo 06-04-2018 09:21
Probablemente Ciego de Avila es la ciudad más sucia de todo el territorio cubano.Y esto es producto de la degradación de la sociedad.
Me parece abominable y absolutamente incongruente con las normas de convivencia y hábitos higiénicos sanitarios.
Es penoso decirlo, pero es la realidad.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Maribel 06-04-2018 22:41
Basura aglomerada por doquier, caca de perro en las aceras y los portales por cada metro cuadrado de superficie, meaderos improvisados en las esquinas a plena vista del público, calles inundadas de aguas albañales a causa de la rotura de una tubería y/o una alcantarilla taqueada, botellas quebradas en la vía pública, desperdicios de alimentos en los andenes invadidos por batallones de moscas y no falta alguna que otra excreta humana depositada en un punto estratégico ¨probablemente¨por no lograr llegar el mensajero/a al servicio sanitario a tiempo..... ¿Por qué sucede esto? Sencillamente por lo que dice Abelardo y porque también las leyes son blandas con quienes se comportan de esta manera.
Lo cierto estimado Moisés es que de continuar está deplorable situación de higiene en que se encuentra la ciudad de los portales, se nos vendrán encima más enfermedades y epidemias.
Que verguenza!!!! Espero que no me malinterpreten, pero cosas como estas no se miraban antes, al menos con la frecuencia e intensidad en que se observan actualmente.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Mario 09-04-2018 11:51
Que hace el poder popular y los organismos de masa frente a estas indisciplinas sociales?
Responder | Responder con una citación | Citar
# #ALBERTICO 20-04-2018 17:29
joven al servicio de la patria
Responder | Responder con una citación | Citar
# senelio ceballos 24-04-2018 12:09
lolo....Si no existen leyes y resoluciones legales a nivel provincial y municpales...COMO UD VA A MULTAR A ALGUIEN?..Por violar . el codigo.....multa tal o mas cual..........TIERRA DE NADIE?....NADIE RESPONDE POR NADA!!..Cada metro/ cuiadrado en la isla debe tener su duenno / responsible / que la cuide / vele por ella...HOY CUBA...como la ex-URSS es un basurero grande!! grande!!...Yo no veo eso en Finlandia, ni en DUBAI, ni Barcelona...solo los dias de huelgas de gremios comunales!!! la basura llega los techos!!!
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar