Viernes, 16 de noviembre de 2018 5:12 AM

Salud sin protocolos

Después de una semana chequeando su presión arterial le diagnosticaron una hipertensión arterial y con su médico de cabecera, de conjunto con el clínico del Área de Salud, llegaron las primeras indicaciones para el tratamiento. Sin embargo, después vendría una cardiopatía hipertensiva y su caso demandaría un seguimiento en la Atención Secundaria, a donde llegó correctamente referido por el cardiólogo que por esos días realizaba la proyección comunitaria en su municipio.

Dicho así, queda explicado cómo debieran fluir los vínculos de los especialistas con la Atención Primaria de Salud (APS), lo cual se traduce en una suerte de interconsulta, que en sus inicios, se planteó el reto de hacer una medicina preventiva, servir de instrumento pedagógico y trabajar a varias manos.
Se presentaban los casos, se valoraban, y se completaba la asistencia con la decisión sobre el mejor tratamiento, a tono con el llamado de que más del 70 por ciento de los problemas de salud de la población pudiesen resolverse en esta instancia.

• Lea el balance anual del Ministerio de Salud Pública, correspondiente al año 2017

Sin embargo, de cómo se concibió a cómo se ejecuta hoy hay distancias malsanas y “volarse” la APS en busca de un diagnóstico especializado resulta una práctica común que no siempre se traduce en negligencia o indisciplina, sino en un modo práctico de desafiar un mecanismo que, desde hace rato, no funciona a cabalidad ni satisface, al menos con prontitud, las necesidades de los pacientes, sobre todo si tenemos en cuenta que nadie visita un hospital por diversión y, en muchos casos, el tiempo decide.

La disponibilidad de especialistas en la provincia es incompatible con la demanda y los Grupos Básicos de Trabajo (GBT) no logran completar sus nóminas. A partir de ahí la madeja se enreda.

Digamos, solo por citar algunos ejemplos, que Proctología y Neurología, al menos en el sur de la provincia, no llegan hasta las comunidades y los dolientes se acumulan en las consultas externas de Especialidades, lo mismo con un padecimiento grave que para actualizar un tarjetón de medicamentos.

La lista empeora con otros números que apuntan hacia la existencia de solo dos hematólogos, y cinco neumólogos, psiquiatras infantiles, y neurólogos respectivamente en todo el territorio.

Aun cuando en los policlínicos no existen las condiciones necesarias para realizar un gran número de estas consultas la proyección comunitaria intenta mantenerse, al menos, como filtro depurador, pero recae la mayoría de las veces en residentes en etapa terminal de su formación, por lo que vuelve a enrarecerse el principio formativo de la interconsulta.

Por eso, Francisco Sánchez Rodríguez, director del Policlínico de Especialidades en el municipio cabecera, es categórico cuando dice que las consultas externas se sobrecargan.

“Los pacientes llegan sin un referido, sin historia clínica, sin turno y exigen ser atendidos, incluso, primero que quienes tienen una cita para ese día. ¿Puede un especialista atender con calidad a 50 personas en un día? Tratamos de lidiar con la situación, pero es inadmisible que alguien llegue a una consulta especializada con una dermatitis, afección resolutiva en la APS.”

Esto pudiera entenderse en varios sentidos: la población es indisciplinada, los GBT delegan demasiado o, verdaderamente, el paciente necesita el criterio de un especialista, el turno disponible es para dentro de dos meses y la proyección comunitaria marcha coja. Entonces, no le queda más remedio que violar escaños y abordarlo en un pasillo.

Si bien es cierto que nadie se va a casa sin una solución, incluso a largo plazo, cómo lo logran y con qué calidad conduce al entredicho, pues hacer más con menos, al menos cuando se trata de salud, resulta una ecuación apretada que no escapa a escollos y subjetividades.


Comentarios  

# barbaro martinez 25-06-2018 15:26
en la parte del hospital para la atencion a las operaciones de la vista, la FETIDEZ pasa de castaño oscuro y lleva asi mucho tiempooooo

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar