Jueves, 20 de junio de 2019 6:13 PM

Pesadilla de recién graduado

Cinco años había esperado para aquel primer día. A partir de ahora, según le habían dicho, venía “el fogueo” de verdad. Por su parte podía venir lo que quisiera, al fin y al cabo, se sentía afortunado por la ubicación laboral, que justificaba tantas horas de estudio. No obstante, nadie le advirtió que, detrás de aquel buró, como mismo se esfumaban los días, se desvanecerían las expectativas por las que alguna vez se soñó ingeniero, y lo que otros llamaban servicio social, terminó siendo su pesadilla de dos años.

Ser “el nuevo” nunca fue tarea fácil. No por gusto, cuando estás a punto de comenzar tu vida de trabajador, siempre hay quien te dice "¡Prepárate!", y terminas agradeciendo que alguien te dé ánimos para arrancar. Pero solo después entiendes el verdadero significado de esa frase, cuando, por recién graduado, en ocasiones, te toca lidiar con los encargos que nadie quiere, el celo de los experimentados que se niegan a enseñar por creer que representas una amenaza para su puesto, los regaños de los superiores que nunca te explicaron cómo debía hacerse y, aun así, te reclaman como si tuvieras que saberlo.

Habrá quien pueda hablar mejor o peor de sus inicios en el entorno laboral, porque las experiencias suelen ser tan variopintas como las propias ocupaciones y el colectivo de trabajo que te acoge. Sin embargo, lo que no debería fallar, y todavía falla en muchísimos lugares, es la atención consciente a los jóvenes profesionales que mucho pueden aportar.

Sectores profesionalmente deprimidos son los que sobran en el panorama actual de nuestro país. Según consta en el Anuario Estadístico de Ciego de Ávila 2016, Edición 2017, al término del curso escolar 2015-2016 la provincia graduó a 2 468 estudiantes del Nivel Superior, siendo la rama de las Ciencias Médicas (1 974) la más favorecida, mientras las Ciencias Agropecuarias solo llegaron a 10, en un territorio de gran potencial agrícola, que demanda un mayor número de personal calificado como para, también, permitirse desatender a los pocos que llegan.

Por ello incomoda tanto que, en algunos organismos, cuando por fin logran incorporar a un recién graduado que pedían hasta por señas, terminen dándose el lujo de perderlo porque nunca lo escucharon, le negaron las posibilidades de superación, le faltó orientación o, simplemente, no tuvo la motivación que le estaba faltando.

Ante salarios que, muchas veces, son inversamente proporcionales al esfuerzo que hay detrás de una carrera universitaria, la desatención se vuelve una pesada carga que termina por lanzar al joven trabajador hacia otros horizontes, incluido el sector privado, donde, si bien engordan los bolsillos, no siempre la realización profesional es una prioridad. Y aunque el factor económico sea decisivo, no es el único. Existen otras muchas maneras de lograr que alguien se quede, que se enamore de su profesión con sus pros y sus contras, como también lo han hecho otros, mas eso tiene que ser desde el mismo primer día.

Así lo ha señalado el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz Canel Bermúdez, al reconocer que más allá de que el salario sea hoy un problema real en Cuba, en la decisión de un graduado universitario para permanecer en su plaza, influye, también, la responsabilidad que se le asigne, que se sienta comprometido con la tarea que realiza y se comparta con él las decisiones, pues en no todos los lugares tiene el apoyo necesario.

Y aunque existe un reglamento que norma el tratamiento que debe recibir un recién graduado durante el periodo de adiestramiento, hay que reconocer que en muchas entidades lo desconocen, o, con buena suerte, cumplen solo lo que les parece conveniente, que, al final, es igual de terrible. Como resultado, un trabajador al que probablemente le cueste insertarse en el colectivo laboral, deformado profesionalmente y, muchas veces, descontento.

Nadie llega a su primer día de trabajo con las mismas expectativas y nivel de compromiso, pero todos necesitan del empujón y la oportunidad que ayude a vencer el miedo de novato. Si alguna vez fuiste "el nuevo", con un montón de aspiraciones a cuestas, entenderás de lo que hablo.


Comentarios  

# Tatina 06-06-2019 17:21
Recuerdo que cuando me gradué y comencé a trabajar soñaba con "comerme" el mundo, realizar mis proyectos, pero que dura se presentó la realidad de un 1991 lleno de dificultades, a veces como no tenía ni "gaticos o perritos" entraba a las 8 am y me daban las 9pm en el trabajo, cierto es que aprendí mucho del colectivo que me tocó, personas de avanzada edad y otras jóvenes, cada una con sus características y resabios, pero me acogieron bien y llenaron ese espacio vacío que me había dejado en el corazón la Universidad de Oriente. Si bien hubo muchas noches de llanto extrañando mi vida universitaria, hubo también eventos, concursos, intercambios, actividades inventadas por aquel colectivo que siempre y a pesar de la dura realidad fue un colectivo unido, cariñoso, que se ayudaba y hacíamos todas de todo para sentirnos bien. Hoy cuando me enfrento a un nuevo centro laboral, aunque son personas muy valiosas y hay muchas dispuestas a enseñarme lo nuevo y por supuesto nuevas experiencias de trabajo, no puedo dejar de extrañar a aquel colectivo.
Responder | Responder con una citación | Citar
# senelio ceballos 07-06-2019 05:15
Saludos TATINA!!!......Yo recibi a decenas y decenas de Tecnicos e ingenieros en mis brigadas de construcciones..........Pero como sufri en carne propia todo eso que la periodista G.Martinez explica...YO como guajiro Tome otra tactica, que me dio resultados muy Buenos y seguro que hoy decenas de tecnicos e ingenieros me recuerdan con respeto y admiracion..Lo siento / lo veo al encontrarme con ellos.........Gether..Todo POLLON Nuevo que ud traiga para su patio donde Ud tenga algunos gallos y gallinas viejas..NO FUNCIONA!!!!....Eso esta demostrado!!! Pierde al POLLON !!Los gallos viejos y gallinas Viejas y experimenadas le caeran a patas y picoteando al POLLON....ESTE se aisla, e incluso se puede ir y abandonar el patio...Eso hizo brotar lagrimas a algunas tecnicas y a Ud personalmente tatina....EL SALTO desde la Universidad a la vida de obra-construcciones aisladas es muy bruzco y la phicologia personal se vera traumatizada....Yo recibia cada anno algunos chicos y los mandaba a pasantias de 1-3 meses en otras brigada..PorEj....Cuando constuiamos la presa Tuinica/ SS.....Yo habla con el jefe tecnico de la presa CHAMBAS/ Ciego.. y luego cuando ese POLLON...Tenia idea del trabajo, recibia experiencias con otros tecnicos , obreros y habia vivido de 1-3 meses en pasantias a pie de obra...Lo mandaba a buscar y entonces le entregaba digamos la presa Voladora / Cienfuegos...En el Nuevo puesto de trabajo se sentiria como PEZ en el agua..MORALEJA.....para todo recien graduado o para funcionarios que Mandan/ asignan los recien graduados...NUNCA los envien directamente al centro de trabajo que luego sera definitivo...ESO ES UN GRAN ERROR PROFESIONAL!!!!Mejor pasarlos por otros centros similares aunque esten lejos!! Cuando uds lo entreguen a su centro definitvo..Estoy seguro al 100% que esa POLLONCITO dara espuelas a la derecha y a la izquierda!!! Ex-asesor y tutor de varios trabajos diploma y chicos recien graduados!!!!!
Responder | Responder con una citación | Citar
# Con el ojo en el colimador 11-06-2019 09:27
Considero muy buena su experiencia y al igual que Ud. aconsejaria llevar ese proceder con todos los recien graduados. No queda otro remedio. Porque la solución correcta, que pasa porque el recien graduado durante sus estudios haya realizado prácticas laborales que le den la visión y experiencia necesaria, e incluso que durante su paso por la universidad realmente aprenda lo que necesita y no un montón de asignaturas y contenidos que luego no usará ni el 80%, eso , eso es un sueño que parece nunca veremos realizado, y realmente no creo que el n uevo programa de estudio de 4 años lo resuelva. Le quitan un año de estudio, pero siguen dando una retahila de contenido no esencial, muchas veces, ni propios de post-grados.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Cubano 11-06-2019 09:44
Buen articulo, pero realmente lo veo demasiado "tremebundo". Cuando algo se empieza, siempre es dificil. Esos recien graduados, son ya hombres y mujeres hechos y derechos (o debieran serlos), y deben tener claros sus objetivos y sus metas, y no hay que ser blandengues con ellos. Las situaciones "negativas" que se reflejan aquí, ni siquiera son privativas solo para recien graduados. Como quieren determinados beneficios para los recien graduados, si los mas antiguos no lo tienen o han pasado muchas vicisitudes para obtnerlas, las cuales en el camino, los han preparado y curtido.
Por otra parte, este articulo está escrito desde la posición de los recien graduados y sus problematicas, pero me gustaría ver la otra cara de la moneda, la del directivo que recibe un recien graduado que no pidió o que no es de la especialidad que mas necesita, o que no tiene los conocimientos necesarios que el esperaba. O del compañero de trabajo o jefe inmediato, que cuando llega el recien graduado, con toda la carga de trabajo que ya tiene y no le quitan, ahora TIENE OBLIGATORIAMENTE que preparar al nuevo, con todo un Plan de adiestramiento, con un grupo de requisitos que nadie le enseñó, y un muchachito recién graduado, malcriado, que no sabe nada de la especialidad, pero si SABE MUCHO de exigir derechos y de estar constantemente exigiendolos y estar permanentemente insatiosfecho porque "en cualquier lado se gana mas y sin tanto lio" o "yo no me gradué para esto".
Nada, solo digo, que el tema no es tan sencillo, ni tan de un solo lado. Claro, entiendo a la periodista, ella ahora está mas cerca de los recien graduados, que de los que han tenido que recibir a decenas de recien graduados.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Alejandro Chang Hernández 10-06-2019 09:46
Muy bueno el artículo. Algo de lo que no se habla mucho y que afecta inmensamente a este país. Un universitario es una inversión de miles de pesos para el país. ¿Entonces cómo alguien por sus recelos, envidia o miedo al cambio va a desperdiciar eso? Y es que muchas veces esos que lo hacen tienen sus razones para sentir temor, celos y demás, porque el que viene está mejor preparado, solo que no tiene la experiencia.
En este país no se considera como se debe a los universitarios, incluso hay carreras más olvidadas y demeritadas que otras, como es todo lo que tiene que ver con agricultura (Agronomía, Agrícola), Industrial, Hidráulica, y todas son muy importantes para el desarrollo de la nación en polos esenciales de la economía.
No se puede tener miedo al cambio, a la entrada de lo nuevo, porque nada detiene la rueda del desarrollo, de la modernización. Los nuevos aires, siempre que sean para bien, nunca hacen mal a nadie, sino que ayudan a superar indicadores de eficiencia y eficacia.
Yo por suerte siempre he tenido beunos compañeros de trabajo, aunque gran parte de lo que he aprendido ha sido buscando, investigando, preguntando, leyendo libros, documentos, mirando lo que hacen los demás.
Lo importante es no dejarse vencer por nada ni por nadie, luchar y seguir adelante con ganas y voluntad.
Responder | Responder con una citación | Citar
# lm324 10-06-2019 10:39
Para mi es una falta de respeto el salario que le pagan a un recien graduado. Solamente para la familia es inviable pues pasaran muchos años para recuperar la "ïnversion". Los que tienen hijos que estudia o han estudiado lo saben. Solo para quien estudie en la ULV en pasaje semanal son 54 pesos (ida y vuelta), digamos que hay que darle para que coma algo extra..dandole 100 pesos son alrededor de 20 000 pesos la carrera (numeros bien conservadores). Ganando 315 mensual, demoraria mas de 5 años en devolver ese deniero a la familia (termino hipotetico), eso sin consumir nada del salario...entonces no es ni medianamente atractivo estudiar una carrera universitaria
Responder | Responder con una citación | Citar
# Roberto 11-06-2019 07:57
Estimad@, es más que atractivo si se piensa en la cantidad de ofertas de becas internacionales para hacer Másters y Doctorado en el mundo.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar