Domingo, 24 de junio de 2018 10:11 PM

Leyes ¿(des)conocidas?

Margarita no puede salir, o, mejor dicho, no sale de su casa sola porque su esposo Yoel se lo prohíbe. Los celos dominan al marido, y como es quien trae el dinero a casa, cree ella que lo mejor es no cuestionar sus exigencias. Bien que podría denunciarlo por coacción, mas a sus 25 años, jamás ha escuchado la palabra, y mucho menos imagina que esa conducta, a su juicio, pasajera, pueda nombrarse delito.

Pero no solo la joven ignora. Desconoce el cónyuge que con su actitud de macho alfa viola lo que la Carta Magna de la República reconoce como uno de los derechos individuales de su pareja, que, de acusarlo, lo llevaría ante un tribunal por incurrir en lo que el Código Penal cubano en su artículo 286.2 reconoce como delito contra la libertad personal. Entonces, el cuento sería otro.

Y no es que sea esta una clase de Derecho Penal. Pensemos en las tantas historias que hemos escuchado donde el inculpado creía no estar quebrantando ninguna ley, o, por el contrario, en las que las víctimas no denuncian por ignorar que las normas jurídicas la amparan para hacerlo. En ambas situaciones el factor común suele ser el mismo: el desconocimiento.

Habrá quien piense que el cubano va por la vida con muchas preocupaciones como para también tener que sentarse a estudiar leyes. Sin embargo, no se trata de que ahora nos pongamos a pensar como abogados o fiscales, por algo existen ellos en nuestra sociedad, sino que cuando digamos: “han violado mis derechos”, podamos librar la batalla hasta al final porque realmente contamos con los argumentos acertados.

Si bien la formación de una cultura del Derecho no llegará de la noche a la mañana, pasos esenciales podrían darse mediante el trabajo acertado con las nuevas generaciones como garantía de lo que será la ciudadanía del mañana. Entonces convendría que, en nuestras escuelas, más allá de la asignatura de Educación Cívica, otros espacios extracurriculares motivaran de manera atractiva el acercamiento profundo a nuestra Ley de leyes, y que este no resulte impuesto, únicamente, por una tarea docente que el alumno debe entregar.

Mas, el reto no concierne exclusivamente a los educadores. Valdría la pena que instituciones como la Fiscalía General de la República, la Unión Nacional de Juristas de Cuba y los Bufetes Colectivos fortalecieran y diversificaran las estrategias de trabajo ya creadas en los centros educacionales para lograr una aproximación mejor intencionada a los cuerpos legales básicos, y acercar el lenguaje de estos, en ocasiones incomprensible para un ciudadano común, a la realidad cotidiana.

Querer fomentar un conocimiento jurídico no basta, para lograrlo tiene que existir primeramente una infraestructura que respalde el acceso a las leyes. ¿Cómo se justifica que en diez años el Centro Provincial del Libro en nuestra provincia solo haya recibido la Constitución de la República en dos ocasiones y con un número de impresiones no superior a las 300, o, que en la Biblioteca Provincial Roberto Rivas Fraga solo exista un ejemplar destinado a la consulta interna?

Aunque hoy varios sitios cubanos en Internet permiten la lectura y descarga de nuestra Constitución queda pendiente situarla al alcance de todos. Sería oportuno, además, impulsar otras alternativas que favorezcan un acercamiento real al resto de las leyes y que en la conciencia ciudadana adquiera otra dimensión de la cultura jurídica, vista no solo como el conocimiento de las leyes, sino como el respeto y la responsabilidad de autoridades y ciudadanos ante ellas.

Nadie nos aplicará un examen para evaluar hasta qué punto dominamos, o no, las normas jurídicas que regulan nuestro país. Pero recordemos siempre que el desconocimiento de la ley nunca nos eximirá de las responsabilidades.


Comentarios  

# barbaro martinez 15-02-2018 15:35
yo les aconsejo que dejen de ''promocionar''la CONSTITUCION pues la misma ya no esta acorde al momento HISTORICO, hace RATOO que se esta hablando de su ''modificacio''incluso lo ha planteado nuestro presidente RAUL.
la prensa esta esperando una ''seña''para hablar de PROBLEMON.
COMO se hara dichas modificaciones ?
de abajo hacia arriba y despues un referendo ?
O de ARRIBA hacia abajo.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# Rol@ndo 22-02-2018 05:52
He aquí el centro del agujero negro, esa ultima frase. El desconocimiento de las leyes, no exime de su cumplimiento. Ese principio general del derecho es la respuesta a este artículo. Publicar las leyes no es ni remotamente, crear cultura jurídica. Los mecanismos del control social, tanto los formales como los informales deben volcarse , no al diseño de estrategias sino a ponerlas en práctica. La prensa tiene que ser tambien pilar. Respuesta policiaca no crea cultura jurídica, crea cultura de miedo que no es lo mismo. Nos hemos dedicado a divulgar qué les puede pasar a los que infringen las leyes, pero no dedicamos una letra a lograr que la sociedad entienda el espíritu de la ley.
Un abrazo desde montevideo.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar