Viernes, 24 de mayo de 2019 3:17 AM

La simplificación debe llegar a los trámites

LaberintoTomada de Bohemia Un amigo que no pierde oportunidades para generar chistes contaba una anécdota familiar. Su esposa le pedía que ampliara la casa porque al tener varios hijos apenas cabían en dos habitaciones.

Más que una petición, el ruego de la mujer era una imperiosa necesidad, pero el aludido sabe muy poco de construcción y esquivaba el asunto, hasta que un día ella lo sorprendió.

La señora le dijo que sus padres le dieron dinero, además, solicitó un crédito bancario y se lo concedieron. Claro, ella sabía que su hombre era reacio a la construcción y le hizo una oferta: “Si tú quieres, yo me encargo de la construcción, pero a ti te tocará hacer los trámites para que todo esté dentro de lo legal.”

Confiesa mi fraterno que su reacción fue instantánea: “¿Trámites yo? No, no, no. Mira, amor, mejor dime de cuántas plantas quieres la nueva casa, que yo me encargo de levantarla.”

Más allá de la chispa del conversador hombre, en su modo de actuar se evidencia un conflicto dañino para los implicados en cualquier acción constructiva.

El exceso de gestiones, las colas para conseguir documentos de los exigidos en cada obra, pérdidas de tiempo en colas que, a veces, implican noches en vela para obtener un turno, matizan los trámites en cualquier provincia del país.

No se descubre el agua tibia con la pequeña secuencia de trabas antes enunciada, pero en ella se sintetiza el seguimiento de un tema requerido de soluciones que faciliten el éxito en las gestiones.

Esta situación se ha tratado con frecuencia en las sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular y en las instancias provinciales y municipales de gobierno, pero, hasta el momento, pocos han sido los avances.

De la reciente visita del Consejo de Ministros a Mayabeque, llamó la atención el paso del presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez por la Unidad de Servicios y Trámites, en el municipio de Güines, local con proyecciones de trabajo destinadas a disminuir el plazo de las gestiones.

Ahora no se trata de imitar, al pie de la letra, lo hecho en aquel territorio, sino de que cada región del país asuma el asunto con visión científica y práctica, de forma tal que las soluciones le ganen la pelea al papeleo y las demoras.

Para bien de Ciego de Ávila, en el sitio digital Portal del Ciudadano Avileño existen secciones dedicadas a explicar los procedimientos a seguir a la hora de efectuar trámites para las construcciones, sin embargo, ello no es suficiente.

Le urge a una institución como Planificación Física asumir estrategias capaces de aligerar las gestiones de quienes requieren de sus servicios. De hecho, en el actual Diplomado de Administración Pública, organizado por la Universidad de Ciego de Ávila Máximo Gómez Báez y la Escuela Provincial del Partido Mártires de Bolivia, se concibió una tesina encaminada a la solución de este problema.

Lo anterior no significa que de golpe y porrazo aparecerá, dentro de poco tiempo, el mágico procedimiento contra estas dificultades, aunque sí constituye un aliciente que difiere de la inoperancia institucional, incapaz de dar respuestas a los enrolados por el burocratismo.

Cuba acaba de darle vida a una nueva Carta Magna, cuyo gran valor radica en su adaptación a lo que hoy acontece, además de estar dotada de preceptos fidelistas que conminan a transformar todo aquello que lo amerite en bien del pueblo. En el caso de los trámites, la esencia está en simplificarlos sin perder un ápice de orden y disciplina.

 


Comentarios  

# senelio ceballos 07-03-2019 13:07
Lic.Triana...Aunque a veces no concuerdo con sus articulos...CON ESYE ESTOY AL 100%...Le salio muy bien!! jajaja Gracias
Responder | Responder con una citación | Citar
# EusebioR 11-03-2019 15:10
Hola Licenciado Triana. Como asiduo lector de la prensa plana de la provincia y hace algún tiempo de la digital, me propongo interactuar en este artículo que lleva su firma. Todos nos reconocemos, en mayor o menor grado, en esos avatares en materia de trámites. Parece que las experiencias de las oficinas de Trámites o Ventanillas Únicas, como también se les ha dado en llamar, en las provincias de Artemisas y Mayabeque, se acercan al estado deseado. En nuestro terruño existe experiencia de la aplicación de esta modalidad, sobre todo y con conocimiento de causas, en las Direcciones Municipales de la Vivienda, las que fueron dotadas en su momento de indicaciones generales para su implementación, que data del año 2006 aproximadamente, la práctica nos revela que ella sola no ha sido suficiente. Usted reconoce el actual Diplomado de Administración Pública, organizado por la Universidad de Ciego de Ávila Máximo Gómez Báez y la Escuela Provincial del Partido Mártires de Bolivia, en la que se concibió una tesina encaminada a la solución de este problema, también refiere en el Invasor de este sábado, prensa plana, en su página 3, con el titulo Nuevos horarios para tramites, Planificación Física; la aplicación de la Instrucción No.1 del Ministro de Justicia, de diciembre de 2018, relacionada con la simplificación de procesos y reducción de documentos en las Notarias, acciones todas que deben revertir la problemática que presentan los tramites, mas no es tan simple. Hay un recurso de vital importancia: el hombre y la mujer, gestores de la realización de los mismo a quien además de dotar del conocimiento necesario, deben poseer las características del servidor público: profesionalidad, empatía, saber escuchar, etc, etc, etc….., en mi opinión sin ello, y ese compromiso del buen servir siempre quedará la brecha para la insatisfacción en nuestros clientes- usuarios. Muchas gracias.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar