Martes, 26 de marzo de 2019 6:20 AM

Construir: ¿cuestión de rapidez o de calidad?

La tendencia a terminar obras en homenaje a determinadas fechas se ha convertido en una constante en toda Cuba, de la cual no escapa Ciego de Ávila.

En realidad, los hechos históricos y la recordación de figuras claves del país constituyen una motivación valedera, y no está de más que se les rinda tributo con acciones en beneficio del pueblo. Pero contrastan con ese propósito faenas que, en determinadas circunstancias, no se hacen como corresponde, con terminaciones distantes de las necesidades y sin cumplir el cometido para el que fueron destinadas.

Para que esos momentos no se repitan, en la provincia se han adoptado decisiones para que la premura no lastre el confort de los beneficiados con las construcciones renovadas o las de estreno.

Mucho se hubiera ganado en diciembre último con la entrega de las llaves a los moradores del edificio destinado a damnificados de Júcaro por el huracán Irma, quienes, en la comunidad Ramón Domínguez de la Peña, conocida como el Macizo Cañero, tendrán cómodos apartamentos.

Algunos detalles impidieron que el suceso aconteciera. Nada justo sería que los favorecidos llegaran a sus casas sin agua, con dificultades en puertas, ventanas u otros recursos que bastante escasos han estado.

Algo parecido acontece en el consejo popular chambero de Máximo Gómez, donde se aprecia el avance en su recuperación, pero, entre otros elementos, la madera no ha sido suficiente, y por tanto, el número de viviendas recuperadas tras el paso del huracán Irma estuvo por debajo de lo esperado.

Otros que ya tienen en sus manos las llaves de sus moradas, en las petrocasas moronenses, no cubrieron la expectativa de esperar el nuevo año en su nuevo reparto. Faltaban conexiones hidrosanitarias y en esas condiciones era evidente la espera.

Muchas de estas situaciones surgen por demoras con el suministro de una parte de los recursos, hecho que se combina en la mayoría de los casos con la falta de personal calificado para acometer las diversas especialidades que amerita una edificación.

Con esos vaivenes por los que transita el proceso inversionista, miles de avileños han sentido en carne propia la incomodidad de no tener a tiempo su hogar. No obstante, de las malas experiencias apreciadas en períodos anteriores queda la enseñanza de que lo vital radica en hacer trabajos perdurables.

Según se establece en cada proceso constructivo, las obras deben certificarse por una comisión que avala su calidad, sin embargo, la práctica demuestra que su funcionamiento no siempre es acertado.

Ejemplos abundan, sobre todo en edificios multifamiliares resentidos por grietas en sus paredes, filtraciones en las cubiertas, pisos con desniveles y pintura de muy mala calidad que se destiñe cuando la lluvia arrecia.

Dichos males no son exclusivos de la construcción de casas, sino que se extienden a varias instituciones. Por ejemplo, el Hospital Universitario Dr. Antonio Luaces Iraola lleva unas tres décadas en proceso de renovación pero no todas las faenas han sido con la terminación requerida.

LABORA EMPRESA CONAVIL EN AMPLIACIÓN DE HOSPITAL DE CIEGO DE ÁVILA La Empresa de Construcción y Montaje (CONAVIL) de...

Posted by El constructor cubano on Wednesday, November 28, 2018

En nuestro propio ámbito de los medios de comunicación, poco halagüeño ha sido el nuevo local de la emisora Radio Surco, cuyo repello presenta un serio deterioro y la madera empleada no era la adecuada, entre otros detalles.

Parte considerable de las dificultades se hubiesen evitado si, durante los procesos constructivos, tanto los futuros moradores de las viviendas como los representantes de las entidades, hubiesen tenido una participación más activa y con más poder de decisión para exigir calidad.

Vivimos en medio de carencias materiales y de fuerza capacitada para buenas ejecuciones. Ante esas adversidades, el mejor camino indica la supervisión directa, aprender de construcción en el caso de los neófitos en esas faenas y exigirles a los responsables por una entrega de cada obra en el plazo establecido, y a la vez, con la garantía de satisfacer el propósito para el cual se concibió.


Comentarios  

# UnKnown 15-01-2019 15:21
El que invoca a "vamos a meterle a esto para terminar en saludo a X,Y,Z" es porque no va a estar residiendo en la obra que se pide culminar. Muchas veces quien lo hace, es para escalar posiciones a golpe de consignas.
A mi me parece bien eso de no otorgarles la vivienda hasta que todo esté bien, porque aquí en nuestro país hemos hecho una lucha histórica por la cantidad y la premura y todo eso atenta en contra de la calidad.
Si un país es pobre, debería cuidar mucho los pocos recursos con que cuenta.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Yadier 15-01-2019 19:46
Bueno, más bien no se trata ni de premura y mucho menos calidad. Lo que se impone es un compromiso en saludo a......y que quede como quede, que más da: cumplimos!!!!
Responder | Responder con una citación | Citar
# senelio ceballos 15-01-2019 21:40
Saludos UnKnown....Estoy con su comentrario y en general apoyo el articulo de Lic.Rigoberto Triana......Solo en un aspect No creo que sea asi....LA FUERZA DE TRABAJO.........Un pais que tiene deficit de puestos de trabajo e inversions, la gente quiere trabajar y muchas veces no encuentra donde?.......No es possible que no tengamos personal con deseos de trabajar...ah! otra cosa es el Salario Bajo que algunos funcionarios han asiganado para ese puesto de trabajo...Por otra parte, la exigencia en realizar tal o mas cual tarea dentro de la construccion...COMO CONSTRUIAMOS ALLA POR LA EPOCA DE LA CUBA /58?.... Un albannil, CARPINTERO o Soldador-de montaje con annos de experiencias tenia siempre a su lado 3-4 PEONES, asi le llamabamos [ jovenes por lo general que ganaban mucho menos que el MAESTRO DE OBRA........Lo mismo ocurria en otras profesiones..Diagamos abogados.....Un abogado de experiencia tenia como nimo uno o dos ayudantes...Hoy en un bufete de juristas graduados..tenemos una ayudante-secretaria para 4-5 juristas jajaja..Asi no iremos muy lejos.......Un pais fuerte en E.T.P. tiene la fuerza para enfrentar las obras..OTRA COSA, es el salario escalonado para cada profesion dentro de la construccion.......Rigoberto la construccion necesita como ud escribe.....No solo CALIDAD y RAPIDEZ....tambien otras cuestiones, como son EFICIENCIA, LUCIDEZ, FUNCIONABILIDAD, DURADIVILIDAD y otros etc....
Responder | Responder con una citación | Citar
# UnKnown 16-01-2019 09:20
Saludos Senelio, tenga usted un buen día.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Yuniel 16-01-2019 13:02
Las casitas de Rivero2 o Rivero nuevo en el municipio Chambas, nombrado así por Felix Duarte Ortega Primer secretario del partido en la provincia están muy bonitas y mejores que las que tenías los pobladores, pero por la rápidez se construyeron con la madera verde y ahora hay casas con separaciones entre sus tablas entre otro detalles . A esta altura ya a más de un año paso del huracán Irma no se ha terminado ninguna a pesar de que ya viven en ellas algunos lugareños y de la rápidez del comienzo. Para mí la rápidez, la profecionalidad, la calidad y el control tienen que ir a la par para que todo salgo bien y el puenblo se sienta satisfecho y agradecido. Salu2
Responder | Responder con una citación | Citar
# EusebioR 17-01-2019 14:45
Apoyo su artículo Licenciado Rigoberto Triana, y que bien que las autoridades competentes entreguen las obras terminadas, experiencias usted las describe. Sobre el titulo de su trabajo, parafraseando a Jorrín (musico cubano) ... con rapidez y de calidad, si las dos binieran juntas, eso muy bueno seria... Es posible, solo poner empeño y respetarse así mismo.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Francisco 20-01-2019 19:07
Es cierto que por cumplir con una fecha política se hace basura y es bueno que paguen mejor. Por que las obras hechas por privados tienen más calidad y mejor terminación ?
Responder | Responder con una citación | Citar
# senelio ceballos 21-01-2019 19:38
FRANCISCO...no solo por esas cosas que ud explica...El problema es mucho mas profundo...Las construcciones en Cuba, han perdido algo necesario en todo Sistema, cualquiera que sea..SISTEMA BIOLOGIICO, tecnico, electric y hasta POLITICO...sin competencias y drenajes internos...al final no funcionara!!!!!!Las construcciones en cuba no tienen competencia de una brigade/ empresa / contingente contra otra....Los Sistema de subastas, lisitaciones, concurrencias hace mas de 30-40 annos no se usan.....Por eso!!! hasta para construir un escusaooo en el batey de San Juaquin.....Deben prepararse subastas como minimo entre TRES brigadas constructoras...la que ofrezca mejor, calidad, belleza, tiempo Y LLAVE EL MANO jajaja sera la ganadora!! asi funciona en todo el mundo civilizado menos en CIEGO...CARAY!! ex/ing-constructor
Responder | Responder con una citación | Citar
# Pedro Carlos Pérez Martinto 23-01-2019 13:43
Lo que explicas o tratas de explicar es establecerse licitaciones entre empresas, es una buena idea sin embargo habría que tener un buen sistema de fiscalización para que no se corrompa el sistema y se sea justo a la hora de decidir. En el mundo ese sistema de licitaciones son las que mejor se han prestado para procesos de corrupción pues las empresas han "bombardeado" a los dirigentes con coimas y trampas para ganar las licitaciones cobrando hasta el 300% del valor real en las obras. Solo con un sistema que tenga como ingredientes tiempo, empeño, calidad, materiales y mucha responsabilidad, se podrá entregar al pueblo obras terminadas y duraderas. No es necesario licitar ni copiarse exactamente lo que ocurre en otros países, tenemos que crear nuestros métodos, sin ninguna competencia sino con responsabilidad. Lo veo todos los días en el Perú, preguntense por la empresa Odebresch y las crisis políticas en latinoamérica y verán. Creo que hasta experiencia tenemos de esto en La Zona Franca del Mariel, lo que nos salva son nuestros principios.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar