Miércoles, 17 de julio de 2019 10:39 AM

26 de julio: doble tributo en Ciego de Ávila

Comparado con celebraciones anteriores para conmemorar los sucesos del 26 de julio de 1953, pareciera que muy poco se hace en términos de construcción o de acciones de mejoramiento, dentro de un territorio que ha sido elegido sede de las actividades por el Día de la Rebeldía Nacional.

Y, en efecto, al mirar atrás vemos la diferencia. Pero municipios como el de Chambas (el pasado año) o Venezuela, ahora, demuestran que, incluso en momentos de apretada situación económica y financiera, emergen formas concretas de beneficio comunitario, económico y social, en torno a esa fecha histórica.

Si bien el país intenta ordenar cada vez más su economía y el grueso de la planificación se perfila desde el calendario anterior, cada 26 de julio posibilita tocar con la mano un grupo de obras que, a la corta o a la larga, la población agradece.

No hay que ir muy lejos para entenderlo. El centro de alojamiento que Venezuela se empeña en preparar, resolverá un problema que no ha tenido solución a lo largo de dos décadas, quizás no será concluido para el próximo mes, aunque los compromisos y las motivaciones que genera la mencionada celebración tienen que devenir cimiento para que no se enfríen los ánimos, ni se interrumpa el paso de una instalación que el municipio necesita.

Lo mismo ocurre con la reparación que trabajadores del ámbito constructivo y estudiantes de la Enseñanza Técnico-Profesional están realizando en áreas docentes, comedor y cocina del Instituto Politécnico Ramón Paz Borroto, labores similares en la Escuela Especial Simón Bolívar, en el Museo Polivalente, la adaptación de un nuevo local para el Palacio de Pioneros, la Librería XX Aniversario o la funeraria, que ofrece servicios para los habitantes del Consejo Popular de Simón Reyes

hombre pintando Imágenes así forman parte del ambiente en torno a la fechaEl segundo edificio multifamiliar que se construye en la comunidad rural Ramón Domínguez de la Peña, para damnificados por el huracán Irma, pudiera quedar concluido en cualquier mes del año, lo importante es que el suceso familiar y comunitario venga acompañado del confort y la calidad constructiva que demanda una obra social de esta magnitud.

De igual forma ven el asunto patrones de embarcaciones, pescadores y directivos de ese sector en la zona de Júcaro, cuyo varadero pudiera ser concluido, con la aparejada ventaja de que no solo permitirá poner fin a gastos por concepto de servicio fuera del territorio, sino, también, generar ingresos para la Unidad Empresarial de Base, al abrir puertas allí a similares actividades.

Es cierto que, tiempos atrás, estos mismos meses iban delineando un cambio apreciable en las mejillas de la ciudad o del territorio ganador de los festejos.

También lo es que, entonces, había una emulación para alcanzar la sede, en cuyo fragor los más débiles tenían menos posibilidades de éxito. Ya no es así. Después de un minucioso análisis, la máxima dirección del Partido en la provincia acuerda a qué municipio concederle esa oportunidad. De manera que no solo cuentan los resultados económicos y sociales. Cada año, la decisión abre una senda a la solución de una parte de los problemas acumulados, aun sabiéndose que las necesidades estarán muy por encima de las posibilidades reales de respuesta.

Venezuela lo está confirmando, poco a poco, sin altisonancia, en obras como las mencionadas, en otras relacionadas con la Salud, con los Servicios Comunales, con la Agricultura… o en la cotidianidad con que, en días pasados, un puñado de obreros pintaban algunas paradas de ómnibus o retocaban las luminarias de una alameda, para que lo que se construye entre muchos responda a las necesidades y demandas del pueblo y signifique, a su vez una contribución modesta, pero digna, que materialice a escala local una parte de los sueños de los héroes y mártires del Moncada.


Comentarios  

# Lázaro 23-06-2019 00:00
Pastor, son puras acciones de las llamadas cosméticas que no van a tapar la situación de abandono que atraviesa este municipio desde hace años.
Más de la mitad de las pocas labores que se realizan no estarán listas en el presente año.
La fachada de Simón Reyes es una calamidad, Venezuela perdió su gracia y los lugares aledaños ni hablar, pareciera que sufrieron los embates de una guerra.
Mira el ingenio, ese coloso azucarero alegría de la población, como fue desguazado sin misericordia.
Mejor no sigo escribiendo de un municipio destruido por el abandono.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Liety 24-06-2019 10:14
No se puede ser tan pesimista, es cierto que el municipio ha perdido gracia, pero si todos hacemos más recuperará algo de lo que antes tuvo y hoy ya no tiene.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar