Huelga pudiera ser multitudinaria este lunes en Costa Rica

Este lunes el movimiento sindical de Costa Rica dará por iniciada una huelga indefinida en contra del Plan Fiscal impulsado por el gobierno de Carlos Alvarado

Al forastero le debe sorprender. Si de algo pueden blasonar los pobladores es que su slogan tradicional, Pura Vida, es también reflejo de la tranquilidad con que se vive por estos lares en los últimos años.

Pero Costa Rica no es un paraíso: en este territorio, casi un millón de personas vive al borde de hambrunas, que se refleja en los más de 200 000 desocupados. Los ticos saben de esa realidad y temen porque tales cifras aumenten.

Es por eso que el líder sindical, Albino Vargas, aseguró a la prensa que la huelga contra el Plan Fiscal de Alvarado “será muy grande”, y tendrá el apoyo de muchos sectores sindicales y populares. Y agregó: “el movimiento es multisectorial, es social, se dará en muchos puntos del país, se sumará mucha gente de los sectores de educación, salud, y de empresa públicas en sentido general”.

Según el gobierno, la reforma fiscal tiene como fin recaudar alrededor del dos por ciento del producto interno bruto (PIB) en nuevos ingresos, y de esta forma atenuar el déficit que este año cerraría en el 7,1 por ciento del PIB, según las proyecciones oficiales.

En fecha tan distante como el 30 de julio, la Unidad Sindical, que desde el inicio mostró su desacuerdo, había entregado al Gobierno una propuesta de mejoría para la reforma, que tenía como esencia que el pueblo no sea tan castigado en la crisis que ahora se vive.

Y, mientras de ambos bandos declaraciones vienen, declaraciones van, el movimiento sindical tico ha dejado claro que el retiro y archivo de la Reforma es la única vía de evitar la gran protesta del pueblo por tiempo indefinido. La huelga, por tanto, es casi una realidad.