Detener golpe de Estado en Venezuela es defender la paz regional

Personalidades de la política cubana llamaron en las últimas horas a detener el golpe de Estado en Venezuela contra el presidente Nicolás Maduro como una acción clave para preservar la paz en América Latina y el Caribe.

"En defensa de la América Latina y el Caribe como Zona de Paz, hay que detener el intento de golpe de Estado imperialista contra la República Bolivariana de Venezuela y su presidente constitucional, Nicolás Maduro", advirtió en su cuenta de Twitter el canciller Bruno Rodríguez.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional, Yolanda Ferrer, demandó el cese de la injerencia de Estados Unidos en el país sudamericano, en aras de preservar la independencia, la soberanía y la autodeterminación regional.

Ferrer también abogó por la defensa de la Zona de Paz, a partir de la necesidad de frenar el golpe en curso contra Maduro, el cual escaló el 23 de enero con el reconocimiento por Washington y algunos de sus aliados del autoproclamado presidente Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional, declarada en desacato.

Los llamados desde Cuba se enmarcan en la observancia de la declaración de la región como una Zona de Paz, firmada durante la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), celebrada en la capital cubana en enero de 2014.

La proclama establece un compromiso con la solución pacífica de controversias, para desterrar el uso y la amenaza del uso de la fuerza, y con el estricto cumplimiento a la no intervención en los asuntos internos de los países, en pleno apego al respeto a los principios de soberanía nacional y la libre determinación de los pueblos.

A propósito de la cruzada liderada por la Casa Blanca contra Venezuela, el director general para Estados Unidos de la cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío, alertó sobre el intento de re-editar en la nación sudamericana los guiones impuestos en Libia y Siria, dirigidos al cambio de régimen.