Crece solidaridad con Venezuela y rechazo a injerencia de EE.UU.

La ofensiva de Estados Unidos y sus aliados contra Venezuela genera hoy amplio rechazo en el mundo, donde crece el respaldo al gobierno constitucional de Nicolás Maduro.

Miembros de la Coalición ANSWER (Act Now to Stop War and End Racism, en español Actúa ahora para acabar con la guerra y terminar el racismo), y de otras organizaciones se reunieron el pasado fin de semana frente a la Casa Blanca como parte de mítines celebrados en diferentes ciudades norteamericanas en rechazo a la campaña contra Caracas.

Apoyamos a Maduro y la Revolución Bolivariana, Solidaridad con Cuba y Venezuela, Estados Unidos fuera de América Latina, Impuestos pagan por el golpe en Venezuela, se leía en los carteles portados por los manifestantes.

Mientras, en la reunión del Consejo de Seguridad, celebrada el sábado 26 de enero, varios países denunciaron la ofensiva de Washington y sus aliados.

Estados Unidos considera que América Latina es el patio trasero donde pueden hacer todo lo que quieran, ese es el principio de la Doctrina Monroe, a la cual hizo referencia el presidente Donald Trump en el pasado debate de la Asamblea General, denunció el representante permanente de Rusia ante la ONU, Vassily Nebenzia.

Desde hace un tiempo, añadió, promover cambios de régimen es el juego preferido de la Casa Blanca, así puede apreciarse también en países latinoamericanos como Nicaragua.

En tanto, su colega de Sudáfrica ante el organismo multilateral, Jerry Matjila, rechazó las intromisiones en los asuntos internos de Venezuela y las tentativas de alterar el orden constitucional en esa nación.

Por su parte, el Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo de México (Conalipe) y la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (Fapermex) respaldaron la condena a la nueva agresión contra Venezuela.

En un comunicado firmado por el presidente de Conalipe, Teodoro Rentería Arróyave, se ratifica el apoyo a la declaración conjunta de la Federación Latinoamericana de Periodistas y de la Unión de Periodistas de Cuba emitida al término de un encuentro en La Habana.

Precisamente, en esa nación representantes de sindicatos, organizaciones sociales y movimientos de solidaridad mexicanos se reunieron frente a la embajada norteamericana en la capital para protestar por las agresiones contra las autoridades de Caracas.

En Guatemala, el partido Convergencia expresó su solidaridad con el pueblo y gobierno de Venezuela ante la injerencia y agresión.

La agrupación manifestó su condena y rechazo a lo que consideró una "brutal y gravísima agresión e injerencia en los asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela por parte del gobierno de Estados Unidos".

En Alemania, el Partido de la Izquierda (Die Linke) también denunció el intento de golpe de Estado contra Maduro.