Miércoles, 17 de julio de 2019 10:54 AM

Crimen en Santa Clarita

El 28 de septiembre de 1958 un grupo de jóvenes se encontraba inactivo en el campamento Veguitas, del Segundo Frente del Escambray. Miguel Rivera Martín, a quien le encomendaron la riesgosa misión de llevarle un mensaje al comandante Camilo Cienfuegos, pidió voluntarios para localizar a la Columna No. Dos Antonio Maceo, y, de los bisoños soldados, seis dieron el paso al frente.

Mientras las fuerzas de la mencionada Columna, comandada por El Señor de la Vanguardia, avanzaban por el norte, después de evadir la línea de emboscadas en la zona de Baraguá; por el sur lo hacía la Columna No. Ocho Ciro Redondo, conducida por el Che. El acoso era constante, la aviación hostigaba para interceptar a los rebeldes e impedir su avance.

Cerca de Sancti Spíritus, dos de los jóvenes abandonaron la empresa. Continuaron la marcha, junto a Rivera Martín, Pedro Méndez Morera, Antonio Castellano Herrera, Efraín Hurtado Pérez y Humberto Castellano Alonso. En las primeras horas del 2 de octubre incautaron un jeep en Jatibonico, propiedad de un politiquero de la dictadura a quien Miguel conocía. Decidieron marchar a la zona de operaciones militares para ubicar la Columna No. Dos que, ese día, se encontraba acampada en Jagüeyes, finca situada al este de Marroquí.

Rivera Martín conducía el vehículo hacia el batey de Santana donde vivían sus padres, al oeste del referido poblado. Antes pasaron por Arroyo Blanco, le echaron gasolina al jeep y, osadamente, Miguel le mandó a decir a la Guardia Rural que él había pasado por allí. Partieron a toda velocidad y tomaron el camino que conducía a la localidad de Marroquí, pues ya eran perseguidos.

En San Felipe tumbaron las cadenas que obstaculizaban el cruce para cobrar peaje. Con el propósito de burlar a sus perseguidores se dirigieron hacia el sur, internándose en la sitiería hasta llegar al caserío de La Aurora, donde hicieron una breve parada frente a la tienda del español Arturo González Vázquez, sargento político batistiano. Entonces, Miguel discutió con el dueño, quien antaño le cobraba peaje indebidamente. Acto seguido, continuaron viaje rumbo a Marroquí.

Según versiones de vecinos del lugar, los rebeldes tenían intención de girar al este, por el camino que conducía al caserío de Patria y de allí pasar a Jagüeyes, pero las circunstancias les depararon un trágico final.

Antes de llegar a la citada vía, a la altura de la finca Santa Clarita, divisaron dos camiones cargados de soldados de la dictadura, comandados por Sánchez Mosquera, que viajaban en sentido contrario. Los rebeldes trataron de girar el jeep, pero se atascó en la cuneta. La tropa enemiga comenzó a disparar a mansalva. El primero en caer fue Rivera, sentado al volante del carro; el resto trató de salir, pero fueron acribillados a balazos. Solo el adolescente Efraín Hurtado huyó a un monte cercano y en el trayecto resultó herido; mientras dos soldados le dieron alcance y lo condujeron al lugar de los hechos donde lo remataron. La soldadesca se ensañó con los cadáveres pinchándolos con las bayonetas, a uno de ellos, le separaron la cabeza del cuerpo.

Enardecidos por el crimen, tiraron los cadáveres en la cama de un camión de suministros y los condujeron, ensangrentados y mutilados, hasta el poblado de Majagua. No tuvieron reparos en exhibirlos por una de las principales calles. Antes de enterrarlos en dos fosas comunes en el cementerio local, obligaron a Oscar Arbezún Estévez —ignorando los asesinos que este era miembro del Movimiento 26 de Julio—, a fotografiar a los jóvenes inmolados y al grupo de clases y soldados que les dieron sepultura. Arbezún, en acto de valentía, escondió los negativos de las fotografías, las cuales sirvieron, en 1959, para que los familiares identificaran los cadáveres y los llevaran a su lugar de origen; además, resultaron pruebas para condenar a los culpables.


Comentarios  

# senelio ceballos 02-10-2018 15:49
Saludos colaborador..Guerrero VEGA...muy doloroso , conmovedor historico articulo...Por favor!! En Santa Clarita /Entre CHAMBAS y el rio CALVARIO..hubo otro asalto-crimen....Donde perdio la vida mi ex-camarada de escuela primaria .miliciano Sifontes [EPD ] ..pudieras escribir sobre ese otro crimen...para que los jovenes de hoy, conozcan mas de nuestra generacion....Gracias
Responder | Responder con una citación | Citar
# barbaro martinez 09-10-2018 16:10
en una de mis caminatas me conoci del sitio donde se encuentra el monumento a los 5 martires como se le conoce y el hijo de un oficial del ejercito de batista me conto de los acontecimientos.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar