Zafra en Ciego de Ávila: Pide su caña el Primero de Enero

Con la incorporación, este viernes 2 de febrero, del central Primero de Enero, en el municipio de igual nombre, suman tres los ingenios azucareros que hacen zafra en la provincia de Ciego de Ávila

Lluvias impropias para el eficiente despegue y desarrollo de ese proceso, obligaron a desplazar la arrancada, prevista inicialmente para el día 13 del pasado mes.

No es el violeteño el único central perjudicado por ese impredecible comportamiento del clima. Algo similar ocurrió con el Ciro Redondo, cuyas máquinas habían echado a andar el 25 de enero, 15 jornadas después de lo programado, mientras el Enrique Varona debe comenzar el próximo 8, con un atraso superior a las dos semanas.

Las precipitaciones conllevan a que los jugos no contengan el nivel de azúcar que, en condiciones normales, debieran tener en esta etapa, fenómeno que afecta de forma directa el rendimiento industrial.

Ese desplazamiento en la arrancada torna necesaria, entonces, la extensión de la fecha de terminación, hasta aproximadamente mediados del mes de mayo, como alternativa de la dirección de la Empresa Azucarera Ciego de Ávila para poder moler toda la caña prevista y tratar de producir el volumen de azúcar comprometido.

Moler con la mayor eficiencia posible, a partir de un aprovechamiento del Rendimiento Potencial Cañero (RPC) nunca inferior al 90 por ciento, deviene necesidad para los cuatro ingenios, si de verdadera eficiencia se trata.

Tal aspiración, concebida así en plan, no es imposible de concretar si se tiene en cuenta que coincide con lo logrado en campañas anteriores.

A favor está el buen desempeño de la industria durante el leve “respiro” que ha permitido la lluvia en las últimas jornadas, en las que se ha molido por encima del 75 por ciento.

Los centrales, en fin, no parecen apuntar hacia posibles dolores de cabeza, luego de haber asegurado preparativos con rapidez y calidad, a pesar de que debieron realizar esas tareas a la par de otras asociadas a la recuperación, como consecuencia de los estragos provocados por el huracán Irma.

La mayor vulnerabilidad pudiera estar asociada al tiro, por la entrada de algunas piezas en fecha muy reciente, pero de acuerdo con información de directivos y especialistas se trabaja para que el día 8 a la provincia no le falte un balance adecuado de corte y tiro, y puedan procesar gramínea sin dificultad los cuatro centrales.

La contienda comienza a ganar temperatura. En no dejarla enfriar está parte del secreto para coronarla con un sabor distinto al del pasado año.