Viernes, 14 de diciembre de 2018 10:18 AM

Tomate busca alto vuelo en Ciego de Ávila

Destinar la mayor cifra de la historia al procesamiento industrial es el propósito en la actual campaña.

Aunque lo más importante, en estos tiempos, no son las cifras, los récords o los golpes de efecto, muy bien sí le vendría a Ciego de Ávila concretar su aspiración de procesar industrialmente 36 000 toneladas de tomate, volumen nunca antes logrado por el territorio.

Las poco más de 35 000 toneladas que inscribieron los registros en el 2015, indican que es posible dar ese paso de avance, no por simple capricho, sino porque el país lo necesita.

Condiciones objetivas para ello hay, no solo por intermedio de ese emblemático combinado al que la gente sigue llamando Cítricos de Ceballos, que asumió corajudamente la avalancha productiva procedente de casi todos los puntos cardinales, sino también por la respuesta que pueden volver a dar la fábrica ubicada en Florencia, las minindustrias, otras instalaciones de la rama alimentaria, de la empresa azucarera y la fábrica de conservas de Majagua, apta para asimilar tres veces más producción, sobre la base de un proyecto de inversión entre Cuba y China.

O sea, capacidades de procesamiento no deben faltar, aun cuando, en apariencias, pueda parecer que sobra tomate.

Por ello, tras la siembra de las primeras 421 hectáreas (154 de ellas en suelo de Majagua), la intención de los productores sigue siendo plantar mucho y hacerlo bien, de manera que atenciones culturales y rendimientos aporten los mayores volúmenes posibles de ese cultivo y ayuden a superar baches que puedan presentarse con el arribo a tiempo del llamado paquete tecnológico.

Si bien, el pasado año, los tomateros avileños cerraron con unas 1 500 hectáreas, ahora el propósito, como explica Pedro Díaz González, especialista de la Delegación Provincial de la Agricultura, es asegurar no menos de 2 000 hectáreas, superficie que continuaría afianzando, por demás, a la provincia, como la mayor aportadora del país, con alrededor del 35 por ciento del monto nacional.

Noviembre ha comenzado a exhibir condiciones más favorables aún para la siembra, que, de mantenerse, podrían asegurar buen paso, también, en el último mes del año.

Experiencia hay, tierra también, el agua no es un problema; entre alrededor de 13 variedades, hay claridad de las cinco más resistentes y provechosas para la industria (Sol, T Y Liliana, Radiante, Pingüino y M2), así como las dos mejores para el consumo: Celeste y Desquite.

De manera que lo táctico es ganar tiempo, avanzar todo cuanto se pueda y hacerle al tomate lo que él demanda. El resto debe ir por la industria, nada bisoña, como se sabe, en esos menesteres.

Hombre con manguera de aguaLos productores crean condiciones para asegurar una buena siembra


Comentarios  

# senelio ceballos 21-11-2018 00:52
Felicidades mi gente productora de tomates FLORENCIA!!!..Lic.Pastor ..gracias me regresaste a mas de 6o annos atras entre las tomateras de mi tierra....
Responder | Responder con una citación | Citar
# barbaro martinez 21-11-2018 11:16
Pastor, que hay de la fabrica de conservas de Majagua ?
ahh FELICIDADES al bando AZUL que fue el GANADOR.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar