Ronera de Ciego de Ávila apuesta por la Excelencia

En atención a los favorables resultados en el último quinquenio, la Unidad Empresarial de Base Derivados Enrique Varona González, del municipio de Chambas, está propuesta como candidata al Premio Nacional Álvaro Reynoso Valdés a la Excelencia Técnica 2019.

Miguel García Castellón, vicepresidente de la filial de la Asociación de Técnicos Azucareros de Cuba (ATAC) en esta provincia, precisó a Invasor que la proposición está sustentada en los continuados cumplimientos y aportes extras de los planes de producción de diferentes tipos y variedades de alcoholes y rones, estos últimos, destinados al mercado nacional y a la exportación.

A esos saldos se unen, también, los relacionados con la calidad de los renglones que allí elaboran y la eficiencia alcanzada en la etapa evaluada.

La destilería y ronera Nauyú, como se le conoce al destacado centro perteneciente a la Empresa Azucarera de este territorio, fue fundada en 1944 y, desde entonces, continúa la elaboración de sus producciones, ahora certificadas cualitativamente y con la inocuidad requerida según las normas establecidas al respecto.

En los últimos años, esa fábrica ha sido objeto de un amplio programa inversionista encaminado a mejorar el proceso tecnológico–productivo, la calidad de vida y trabajo de especialistas, técnicos y obreros, así como la imagen.

El Vicepresidente de la ATAC en la provincia agregó que, en esta oportunidad, tres destacados asociados están propuestos al Premio Nacional por la Obra de la Vida: Denis Concepción Alcalá, Nelson Castillo Lapera y José Morgado Hernández, afiliados a los órganos de base radicados en el central Enrique Varona González, el taller de maquinaria de AZUTECNIA y la Empresa Azucarera Ciego de Ávila, respectivamente.

El Premio Nacional Álvaro Reynoso Valdés a la Excelencia Técnica ha sido conferido con anterioridad a tres destacados colectivos avileños: la Cooperativa de Producción Agropecuaria Ignacio Agramonte, y a los centrales Ecuador y Primero de Enero.

La ATAC en Ciego de Ávila cuenta con unos 1 400 asociados, cifra que representa el 80 por ciento del potencial técnico del sector, los que están agrupados en más de una veintena de órganos de base.