Miércoles, 26 de septiembre de 2018 5:18 AM

Preservan a la raza bufalina ganaderos de Ciego de Ávila

Cría de búfalosEl desarrollo de la masa bufalina es una prioridad para la ganadería avileña Foto: BohemiaGanaderos de Ciego de Ávila intensifican sus acciones para preservar y desarrollar la crianza del ganado bufalino, de la cual existen unos cinco mil ejemplares según un reciente registro del Centro de Control Pecuario provincial.

Los rebaños radican en zonas bajas de los municipios de Chambas, Bolivia, Ciego de Ávila y Venezuela, donde se adoptan medidas y transformaciones encaminadas a la recuperación y desarrollo de una esencial fuente de proteína y producción de leche existente en áreas apartadas y pantanosas.

Según Leonardo Pérez Rodríguez, especialista en la rama ganadera, la atención y cuidado de los rumiantes se sustentan de acuerdo con las condiciones climáticas y de manejo, además de que su introducción en Cuba ha incentivado la investigación de esa especie, su mejoramiento genético y flujo zootécnico.

La cantidad de búfalos actualmente en el país, es mucho menor que la que posee el sector vacuno, pero su empleo constituye una eficaz alternativa que cada vez pudiera rendir más frutos a pesar de la escasez de recursos y contribuir incluso al tiro de arados para los cultivos varios, como sucede en naciones asiáticas y en otras, agregó Pérez Rodríguez.

Los primeros ejemplares de esa especie llegaron a Cuba en 1983 como alternativa para la recuperación lechera y cárnica, fundamentalmente en las zonas costeras del sur del archipiélago cubano, que por sus características son generalmente poco explotadas para la adaptabilidad de los bufalinos.

De acuerdo con datos oficiales, el primer rebaño de este tipo de cuadrúpedos fue radicado al inicio de la década del 80 en el sur de la Empresa Pecuaria Los Naranjos, con unas 5 300 hectáreas para aprovechar así sus bondades pecuarias.

Procedentes de Panamá y Trinidad Tobago llegaron después a esa entidad 279 animales para su crianza en charcas y ríos, mientras luego entraron unos 2 700 ejemplares oriundos de Australia, lo cual originó la expansión de los hatos bufalinos a diferentes provincias.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar