Lunes, 24 de septiembre de 2018 6:02 AM

Para que el tomate se-a-pure (+Video)

Si usted llega ahora a esa industria, conocida por todos como Combinado de Cítricos, y ve 10, 12, 15 o más tractores con carretas y camiones cargados de tomate, aguardando para entregar la carga y si, además, ve a hombres como Fidel Domínguez y Alexander Dorta, “tirados” bajo el remolque, tratando de aprovechar la sombrita, casi a medio día, y hasta una hamaca armada allí, quizás se acuerde de Dante Aligieri y de su clásica obra Infierno.

Pero si usted no se queda atrapado por el plano visual y conversa con parte de quienes esperan, entonces puede ocurrir que, finalmente, varíe un poco esa impresión inicial.

El propio Fidel Domínguez, productor del emporio provincial del tomate, Majagua, lo confirma: “Hemos venido varias veces, a lo mejor hoy tenemos que quedarnos, pero nunca han sido 48 horas. En años anteriores sí llegamos a estar varios días esperando. Por suerte, entró en producción la nueva línea. Eso ayuda un mundo.”

Al tanto del tema, Alexánder aprovecha una breve pausa de su coterráneo y añade: “Parece que también los montacargas han funcionado mejor. Yo no digo que las cosas hayan estado perfectas, que en algún momento la situación no se haya apretado o que no se eche a perder siempre un poco de tomate, pero en comparación con otras campañas esto ha mejorado un poco”.

En términos muy parecidos se había expresado, minutos antes, Yaicel Moya, para quien la mayor incomodidad tal vez esté en el traslado que han tenido que hacer ahora, “por dentro”, a lo largo de caminos malos, en lenta y agotadora marcha.

Tal vez David Ibarra, productor cercano, no sienta, más allá de la cola que irremediablemente genera una industria que procesa alrededor de 500 toneladas en un día, algo que sí afecta a quienes vienen de lejos: la alimentación.

“¿Qué comemos mientras esperamos aquí, durante un día o más? Lo que aparece, lo que podemos conseguir.” —dice Alexánder.

Viejos productores recuerdan que alguna vez se habló de crear condiciones a favor de quienes tienen, irremediablemente, que esperar durante horas, a veces de uno para otro día.

Valdría la pena pensar en alguna opción, estatal o privada, en correspondencia con las lógicas necesidades de alimentación de esos hombres que le están sacando a la tierra el fruto que el país les ha venido pidiendo, en grado ascendente.

Lo más urgente para ellos, sin embargo, garantía de recepción de sus producciones, parece fluir con menos traumatismos y no es casual.

Lo que algunos pusieron en duda al principio: la intención de organizar mejor el proceso, para agilizar operaciones, ha funcionado.

“Nunca estuvimos tan bien, tecnológicamente”, afirma Rodolfo Morales Pérez, director de la Unidad Empresarial de Base Industria.

La inserción de una nueva línea, probada antes en frutas, ha sido decisiva para el tomate, porque permite procesar otras 16 toneladas por hora.

El reto de asimilar lo que Majagua no molería, por estar en proceso inversionista, hizo posible producciones continuas en meses como marzo, el más productivo en la historia del combinado, con 11 400 toneladas procesadas (de 7 400 que debían recibir) y jornadas de 562 toneladas, récord para un día.

¿Roturas o interrupciones? Claro que han ocurrido. Problemas con los montacargas también. Colas, momentos de embotellamiento y otras situaciones, evitables o no, más o menos previsibles, pero, en casi todos los casos, de un proceso con la envergadura y complejidad tecnológica del que allí transcurre.

Frente a rumores, Invasor no descarta, incluso, que en medio de la cola y espera hayan aflorado, a la vista o no, esas “formas de adelantamiento indebido”, que algunos usan “por la izquierda” para entrar antes que otros en cualquier lugar. Pero, al menos durante el sondeo, o en referencias, no hubo evidencias.

El acondicionamiento de un área para recepción, debe crear bases, no solo para futuras campañas, sino para una rutina productiva que tiende a ser más activa a lo largo de todo el año, sobre todo si se tiene en cuenta que avanza el montaje de una nueva línea para procesamiento de piña, que ampliará o diversificará producciones, en un proceso inversionista que supera los 21 millones de dólares desde el 2000, y continúa.

Pero además: hay que estar preparados para responder, como ahora, cuando se unen momentos pico en la campaña del tomate, avalancha de papa, para su procesamiento con vista al turismo de toda Cuba, y despegue de un cultivo como la guayaba, con todo derecho a pedir, también, luz verde y destino seguro.


Comentarios  

# Ernesto René Salcedo Rocha 25-04-2018 15:08
Se ha trabajado duro y con coherencia , para suplir , el pñroceso inversionista de la fábrica de Majagua y está dando resultados ....eso quiere decir, cuando el tyrabajo se proyecta con coherencia .inteligencia y perseverancia , se alcanza las metas propuestas ...que se traducen en satisfacción para la población , que recibe los productos y menos procesos de importación de estos productos nuestros de altya demanda , para la alimentación d ela población .
Felicitaciones para el colectivo de Ceballos -Industria y productores de tomate de toda la provincia ....
Considero a apretar la mano ...mayo está ahí y el cambio de estación está arriba ...las lluvia .
Buen trabajo Pastor .
Prof Salcedo .
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar