Ómnibus Diana en Ciego de Ávila: Apuntar bien el dardo (+Audios,Tuit)

Muchas son las inconformidades que sobre el transporte tiene la población avileña, más, cuando agenciarse un auto o la tan anhelada motorina resulta una quimera para la mayoría de los bolsillos.

Entonces, para los dueños de bicicletas rusas, chinas y de otra procedencia, cuidar lo suyo como “gallo fino” es la prioridad, porque esperar por una guagua en la parada no solo cuesta 20 centavos, sino tiempo y uno que otro disgusto.

Si difícil es cuantificar el número de quejas sobre el transporte urbano, más engorroso resulta hacerlo en el interurbano pues, agrupa mayores distancias, masividad de población y como consecuencia, cuotas de pago que en no todos los casos las personas conocen.

Manuel E. Marín Torres, subdirector de operaciones de la Empresa Provincial de Transporte, explicó a Invasor las diferencias entre una y otra formas de transportación de pasajeros, por lo que “el urbano es el que se realiza dentro de la ciudad, por medio de ómnibus Diana y el interurbano, que abarca recorridos más amplios, comprende viajes hacia los demás municipios de la provincia, en guaguas de este tipo, además de otras con diferentes parámetros de calidad y confort”.

Según norma la resolución 387/2013 del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP) en el Resuelvo primero, las tarifas a la población deberán establecerse en pesos CUP para los servicios de transportación a pasajeros en semiómnibus y ómnibus marca Diana, de una o dos puertas, razón por la que se determinó cobrar dos pesos para el transporte intermunicipal, si la distancia a recorrer no excede los 39 kilómetros (km) y tres, si abarca de los 39 a 65 km.

Es “una tarifa única que no tiene en cuenta las distancias intermedias y el pasajero debe regirse por el pago teniendo en cuenta el destino del ómnibus, es decir que, si la persona va hasta la Universidad "Máximo Gómez Báez" de Ciego de Ávila en una guagua que se dirige a Bolivia, debe abonar los tres pesos por el pasaje completo”.

Cuando el recorrido sobrepasa los 65 km, se aplica la tasa por pasajero/kilómetro que consiste en la tarifa mínima de 0,069 centavos, para ello se deberá multiplicar esta por la cantidad de kilómetros a recorrer para saber cuánto se debe pagar.

Escucha"Declaraciones de Manuel E. Marín" en Spreaker.

Lo anterior no se implementa sobre los ómnibus que trasladan a los turnos médicos hacia los hospitales de la cabecera provincial y el municipio Morón, pues quienes viajen en estos solo gastarán dos pesos, uno por la ida y otro por el regreso.

Existen otros medios estatales para la transportación interurbana, poseedores de asientos reclinables y aire acondicionado sobre los que varía la tarifa mínima a 0,1945 pasajero/kilómetro, aplicable, también, a la Empresa de Ómnibus Nacionales (EON).

Otros de los servicios que se prestan en guaguas Diana son los de extras y fletes. El primero es un viaje fuera de horario y ruta programados, mientras que el segundo está destinado a la transportación de entidades. Tienen la obligación de recoger pasajeros y entrar a las terminales siempre que no estén desempeñando la función a la que fueron destinados.

Escucha "Explicación sobre los Extras" en Spreaker.

Para amortizar los 76 000 CUC que costaron cada una de las 81 Dianas con que cuenta hasta el momento Ciego de Ávila, no basta con los 20 centavos a pagar en las rutas urbanas, las interurbanas y los semiómnibus (camiones con casetas detrás) que llegan a las zonas más intrincadas.

Si se quiere acumular ese monto deberán aumentar el número de salidas y con ellas los viajeros. Esperemos que después de estas aclaraciones, se llegue a la amortización sin que los choferes “multen” a quienes, solo por necesidad, acuden a ellos.