Jueves, 20 de junio de 2019 5:26 PM

Nuevas medidas del Comercio Interior al centro del debate

Cuba adopta medidas emergentes y de manera temporal, consciente de que la solución a los problemas está en alcanzar niveles de producción estables, como vía fundamental para ampliar la red de productos alimentarios.

El desabastecimiento de algunos productos alimenticios y de aseo, no solo constituye una preocupación manifiesta en la población. En la actualidad, la dirección central del Gobierno cubano, en conjunto con el Ministerio de Comercio Interior (Mincin), los productores, los comercializadores y las importadoras, ajustan sus agendas de trabajo y le confieren una alta prioridad a la situación deficitaria que desafía al país.

En este contexto, el pasado 10 de mayo, el Mincin dio a conocer un grupo de medidas con el objetivo de lograr mayor equidad en la distribución de algunos productos que presentan inestabilidad en la red comercial.

• Al respecto, Invasor publicó experiencias en Ciego de Ávila, lea aquí

Para volver particularmente sobre este tema, comparecieron, recientemente, en el espacio televisivo la Mesa Redonda, funcionarios del Mincin, encabezados por la ministra Betsy Díaz Velázquez, quien, en primer lugar, se detuvo a explicar las causas fundamentales del desabastecimiento, así como el sentido de las principales medidas que desde la dirección del país se alistan hoy para dar frente a esta situación particular.

En este sentido, Díaz Velázquez puntualizó que la causa primera del desabastecimiento está asociada a las limitaciones financiaras que presenta el país, en un escenario donde cada vez se hace más férreo el bloqueo económico, comercial y financiero, al que ahora se suma la aplicación del Título III de la Ley Helms Burton como reafirmación de las verdaderas intenciones injerencistas de los Estados Unidos hacia la Isla.

Como resultado, proveedores e instituciones financieras bancarias detuvieron sus operaciones con Cuba, por lo que hubo que reorientar los mercados de orígenes de productos de primera necesidad, puntualizó la directiva.

De este modo, como una forma de valerse ante “la situación de desabastecimiento —que, a la vez, conduce al acaparamiento, la incertidumbre, el pánico—, el país adopta medidas que nos permiten, semana tras semana, estar alertados sobre cuál es la situación del mercado, así como monitorear la situación de los productos regulados.

“En esta última etapa nos hemos concentrado en la búsqueda de soluciones ante el desabastecimiento de los alimentos y los productos de aseo. No quiere ello decir que no se les presta importancia a otros productos deficitarios, pero las cuestiones relacionadas con la alimentación son para la dirección del país y para el Mincin un factor esencial”.

Más adelante, se explica que, a partir de la situación de desabastecimiento de productos como el aceite, el pollo, el huevo (que viene teniendo una recuperación), la carne de cerdo (cuya estabilidad no será alcanzada hasta el segundo semestre de este año), y de la existencia de indisciplinas reiteradas, resultado de la coexistencia de una forma de gestión no estatal que también demanda productos como materia prima, el Mincin se dio la tarea de proponer un grupo de medidas de carácter comercial, que tienen que ver con la regulación y con el control.

En este sentido, la titular del ramo hizo especial hincapié en el hecho de que un mercado desabastecido no se estabiliza en corto tiempo.

Se reconoce, además, que, sobre el tema, hoy en la población versan matrices de opinión diferentes. Un número elevado de personas valoran de manera positiva la aplicación de estas medidas, incluso, se insiste en que se sigan racionalizando productos.

Sin embargo, Díaz Velázquez explicó que “no es política del país seguir incorporando productos a la canasta familiar normada, sino que la política es tener un mercado de oferta y demanda. Hoy se adoptan un conjunto de medidas en un escenario particular, como vía para alcanzar una equidad y una distribución lo más justa posibles”.

Particularidades sobre la venta de productos regulados y controlados

Según explicó Francisco Silva Herrera, director general de Ventas de Mercancías del Mincin, en la actualidad existen 19 productos cuya venta está normada en las más de 13 000 bodegas distribuidas a lo largo y ancho del país.

No obstante, dijo que se han tomado un grupo de medidas para la venta tanto controlada como liberada. En el primer caso, explicó que los consumidores inscritos en cada establecimiento pueden adquirir allí los productos que antes se distribuían en los mercados ideales; mientras que la venta liberada se lleva a cabo mediante el uso de cantidades máximas. De esa manera, cada cliente puede adquirir un número limitado de cada producto.

“La nueva distribución implica esfuerzos y organización, pero es una buena forma de llevar las mercancías a más personas. Es un proceso paulatino que irá incrementándose con el tiempo”, puntualizó el funcionario.

De igual manera, explicó que para conseguir mayor acceso de los trabajadores por cuenta propia, cada territorio creará los mercados para la venta regulada y diferenciada a ese sector. Es un proceso que debe entrar en funcionamiento en el mes de mayo y donde, por ejemplo, la cantidad máxima de arroz por cada cliente será de 50 kg.

Ante las confusiones relacioandas con la venta de los productos de aseo personal, en la Mesa Redonda se confirmó que no se llevarán a las bodegas y su venta continuará en los mercados liberados, aunque sí se adoptan medidas de regulación, como limitar la cantidad de productos por cliente.

Hoy han quedado estabilizadas las ofertas de desodorante y frazadas de piso, y se espera que para los meses de junio y julio existan todas las condiciones para crear un inventario estable en las tiendas, agregó Silva Herrera.

De igual forma, otros productos como el pollo siguen regulados, aunque se trabaja en la organización para optimizar los recursos con que dispone el Mincin, aseguró el directivo.

Crecer a pesar de limitaciones

A pesar de las complicaciones que encara el Minicn frente a la situación deficitaria de productos alimenticios y de aseo de primera necesidad, la institución está inmersa en un proceso de perfeccionamiento del comercio minorista.

Según la titular del ramo, Betsy Díaz Velázquez, se le otorga un tratamiento especial a la gastronomía cubana, la cual se determinó que tiene que funcionar desde los establecimientos del Estado con eficiencia, de manera que pueda competir, en cuanto a calidad, con los servicios que se ofertan en el sector no estatal.

A su vez, todo ello se hace de cara a la política de informatización, buscando vincular los procesos, tanto al comercio electrónico como el gobierno electrónico, explicó la Ministra.

“Aunque persisten las limitaciones, se va avanzando en lo que no depende de los recursos. De esta forma nos vamos preparando para que cuando estén las condiciones creadas, poder ofertar a los usuarios un servicio de forma informatizada y también aligerar la carga en la demora de los pagos.

Defendemos la bancarización en el sector de comercio. Una cuestión que está funcionando hoy, casi a plenitud, en las tiendas de materiales de la construcción."


Comentarios  

# ERNESTO RENÉ SALCEDO R 22-05-2019 09:53
Considero que se está trabajando con celeridad y atinadamente , conn pasos para sostener un mejor comercio minorista .Confío en lo que se está haciendo .
Solo un trabajo en equipo y un pensamiento concreto y retroalimentación d elas necesidades del pueblo , es lo que puede tener mejoras en corto plazo .
Bueno que haya competencia con el sector no estatal , para que esa competencia genere cambios positivos en mejor servicio y calidad de lo que se expende .
Siempre me he preguntado , cómo el sector gastronómico estatal no puede ser eficiente y hasta mejor que el no estatal , me respondo , el centro son los intereses y motivaciones del hombre .La identidad de lo que haces , el amor a eso que llamaos trabajo y una buena remuneración , resuelve la situiación ....ojo la corrupción ha estado y esta asechando las buenas practicas en estas unidades , en el pesaje , gramaje , productos no acorde a llos precios y todo esto pasa con la complicidad de directivos y algunos trabajadores ...DETENER LA CORRUPCIÓN , PRINCIPAL FLAGELO DE ESTE SECTOR .
EL PUEBLO CONOCE , PORQUE ES SABIO Y NO ES TONTO COMO VIVEN LOS ADMINKISTRADORES , ALMACENEROS Y LA CADENA DELINQUE , QUE LA MAYORÍA OBSERVA Y NO SUCEDE NADA EN FAVOR DEL USUARIO (PUEBLO ), POR ESO EL SECTOR PRIVADO LE DA RAYA Y SALIDA AL SECTOR ESTATAL .
Hay una minsitra inteligente y laborioso y sus subordinados en la cadena de mando trabajan bien , este problema se minimiza ...
Prof Ernesto René Salcedo R .
Responder | Responder con una citación | Citar
# Barbaro martinez 22-05-2019 15:01
Y yo me pregunto de donde sacan los productos los restaurantes particulares y las cafeterías ???

Brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# Pedro 23-05-2019 17:41
Una parte las mulas los traen del exterior y la otra del comercio interno por medio de todas las modalidades que ya conoces.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Pedro 23-05-2019 17:48
Al titulo III de la oprobiosa Ley Helms Burton le va a caer de ahora en adelante la culpa de todos los problemas que enfrentamos en el país.
Un país con tantas tierras productivas y rodeados de mar.
Hasta el par de viejos decrépitos senadores gringos deben estar anonadados porque su ley tenga tanto alcance.
Responder | Responder con una citación | Citar
# Miguelz 23-05-2019 10:08
Considero que las medidas que se han orientado deben cumplirse, no obstante sabemos que no se van a solucionar un grupo de problemas que hemos venidos arrastrando por años, en el comercio, sigue latente los cuenta propistas con la compra de productos de la red minorista de comercio para revenderlos a precios por encima de los establecidos por el estado para sus actividades gastronómicas, tanto en locales creados a esos efectos como en los locales arrendados, pomos de refrescos, refrescos enlatados, cervezas, etc, creando desabastecimientos y otras dificultades, después tenemos que ir a comprarlos a esos lugares, o sea cuenta propistas a precios elevados, establecidos por ellos sin mediar las intituciones encargadas de establecer precios, todo el mundo se hace de la vista gorda y el pueblo desenbolsa los bolsillos, por eso hace unos días salió una notica donde las empresa de gastronomía tenía resultados económicos favorables porque recibía recibía beneficios financieros con el arrendamiento de locales a cuenta propista, pero claro lo que hacen es revender los artículos y productos que adquieren en la red minorista, ellos no confeccionan ni elavoran ningún producto por lo general, es revender, citamos ejemplo "El Cavildo", quién paga todos esos resultados financieros tanto el de los privado como a gastronomía !!!el pueblo!!!
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar