Nueva disposición para el comercio minorista en Ciego de Ávila (+Video)

Para el comercio interno en el país, la posesión de pesas digitales que faciliten los procesos de compra y venta de productos constituye una ventaja que no solo beneficia a los establecimientos que a este tributan, sino también a la población que es su razón de ser.

Si bien en la provincia de Ciego de Ávila existen unidades que cuentan con instrumentos de este tipo para la comprobación del pesaje como el Mercado Ideal La elegante, en el municipio cabecera, son más las que sirven a los consumidores con las conocidas pesas de brazo, y en las que el trabajo con las unidades de medida se realiza de manera diferente a las instalaciones que se privilegian con la digitalización.

Por ello, la Oficina Nacional de Normalización advierte en su disposición interna de la Dirección de Metrología DIM-33/2018, sobre el uso de las unidades de medidas de masa en la red de comercio minorista que “se autoriza temporalmente el empleo (…) de las unidades de media libra española y onza española, equivalentes en el Sistema Internacional de Unidades a 460 gramos y 29 gramos, respectivamente (…)”.

En la disposición se especifica que todos los puntos de venta deberán habilitar una tabla en la que se esclarezcan las conversiones de las anteriores unidades a gramos. Dicha autorización no incluye la red de tiendas en divisas y otras entidades acogidas al Sistema Internacional de Unidades.

Diana Sánchez Díaz, jefa del grupo de Protección al Consumidor de la Dirección Estatal de Comercio en el territorio aclaró a este medio de prensa que aunque la Resolución 54/2018 exige la presencia de pesas para la comprobación en los establecimientos, esto no es posible en todos los casos, aunque, con posterioridad y priorizando la sustitución de las pesas de brazo por las digitales, se concibe su empleo, además, para que el cliente compruebe su compra, dándole mayor confiabilidad al servicio.

Sánchez Díaz aclaró que esta disposición es aplicable a bodegas, placitas, mercados ideales, entre otros, y en caso de incumplirse, el cliente deberá remitirse en primera instancia al administrador del establecimiento, luego a la empresa a la que este se subordina, en caso de no encontrar respuesta se dirigirá al Grupo Empresarial de Comercio y, finalmente, a la Dirección Estatal de Comercio en la Ciudad de Ciego de Ávila, sita en Independencia No. 154, entre Simón Reyes y José María Agramonte.

Para implementar esta regulación, dispuesta desde el mes de junio de 2018, se cuenta con un año luego del cual será evaluada para valorar la extensión o no del plazo de vigencia.