Moderna tecnología en Industria Láctea de Ciego de Ávila

La introducción este año de equipos tecnológicos más eficientes y modernos en la Empresa de Productos Lácteos de Ciego de Ávila viabilizará el proceso productivo en esa industria, clave en la garantía de alimentos a la población.

Esas mejoras forman parte de un programa de recuperación de capacidades de la industria láctea cubana, el cual se extiende hasta el 2020, encaminado, en primer lugar, al mantenimiento constructivo con el propósito de fortalecer las condiciones higiénico sanitarias y de inocuidad.

De manera paulatina, las inversiones están enfocadas a la sustitución de líneas tecnológicas y máquinas independientes, equipos de refrigeración, sistemas de generación de vapor y medios de transporte.

Obel Jiménez Morales, director de la entidad, informó a la Agencia Cubana de Noticias que en la Unidad Empresarial de Base (UEB) de Morón se monta un condensador evaporativo y un compresor del sistema de refrigeración lo cual asegurará la temperatura de los productos.

En la UEB moronense ,se instala también, un congelador de helados con capacidad para mil tinas diarias, superior al que funciona actualmente que es de 600 tinas; y un pasteurizador de leche de cinco mil litros por horas, explicó Jiménez Morales.

Las inversiones mejorarán, además, a la UEB ubicada en la capital provincial avileña con la colocación de un pasteurizador y un clarificador, que se pondrán en funcionamiento cuando lleguen al territorio las tuberías y válvulas de acero inoxidable, codos, T y uniones universales, añadió.

El directivo manifestó que los beneficios de las lluvias para el sector ganadero ya son palpables en la industria láctea, pues de unos 20 mil litros de leche que recibieron como promedio al cierre de abril ya en mayo acopian unos 38 mil litros por día.

De crecer esos niveles de entrega, destinados a la producción de yogurt, queso, leche fluida y helado en los dos combinados de la provincia, dejaremos de usar la leche en polvo, que tanto le cuesta a la economía nacional en el mercado internacional, dijo Jiménez Morales.

En un chequeo reciente a los programas esenciales en el desarrollo del país, se informó que en las diferentes ramas de la Industria Alimentaria se ejecutan inversiones por más de 144 millones de pesos, fundamentalmente en la láctea, cárnica, de conservas y jugos, de refrescos y de harina de trigo.

María del Carmen Concepción González, titular de ese sector, informó en la reunión que el programa comprende acciones para restituir gradualmente la elaboración industrial de alimentos, incrementar las exportaciones, disminuir la importación de productos industrializados y mejorar la satisfacción de la demanda en el mercado interno y el turismo.