Intensifican alistamiento de tierra para siembra de caña

Tener todas las tierras prácticamente surcadas para la medianía de septiembre, es el propósito que anima a los agricultores cañeros de esta provincia de Ciego de Ávila, quienes cerraron el mes de julio con unas 6 200 hectáreas sembradas de esa gramínea, cifra inferior a la planificada.

El atraso continúa, como es conocido, debido a la incidencia de las lluvias a principios de año, que no permitieron agilizar la preparación de los suelos. En julio, también se presentó una intensa sequía, con la consiguiente interferencia a la plantación.

“No obstante mantenemos esa priorizada tarea con unas 60 hectáreas por jornada, y los hombres y mujeres encargados de esa actividad se esfuerzan para llevarla a una 100 diarias”, dijo el ingeniero Eduardo Larroza Vázquez, director general de la Empresa Azucarera Ciego de Ávila.

Informó que las precipitaciones de los últimos días dan la posibilidad de abrirse un poco más en varias zonas, con la excepción del territorio de Primero de Enero, donde prácticamente no ha llovido. Allí se está casi al tope de las máquinas de riego que había planificadas.

El directivo dijo que, en las demás unidades empresariales de base de Atención a Productores Agropecuarios abastecedoras de los centrales Enrique Varona González, Ecuador y Ciro Redondo, deben ir alcanzando paulatinamente ritmos por jornada desde las 15 hasta las 35 y 30 hectáreas.

Se conoció que, para el mes en curso, el objetivo es trabajar por la siembra de unas 2 000 héctareas de plantación, con el fin de recuperar un millar al atraso acumulado.

Larroza Vázquez agregó que, de las 15 000 planificadas para este año, y tras los estimados de junio 30, se oficializó un volumen inferior, más objetivo, para lograr una siembra total de 12 400 hectáreas.

Puntualizó el imperativo de lograr tal volumen “para, al menos, detener el decrecimiento en el balance de áreas proyectado, y después, de noviembre a abril, localizar más sitios de siembra en todas las áreas con riego, prácticamente de supervivencia, con el empleo de enrrolladores y otras técnicas.”.

En cuanto a la campaña de riego, se conoció que se mantiene estable, con un promedio diario de beneficio de unas 1 200 hectáreas diarias, con picos superiores en algunas ocasiones. En la actualidad disponen de unos 114 sistemas, entre máquinas de pivote central eficientes, goteos y enrrolladores, con un 90 por ciento de aprovechamiento del coeficiente de disponibilidad tècnica.