Estable la producción de huevo en Ciego de Ávila

La producción de huevos en Ciego de Ávila, vulnerable, por razones asociadas fundamentalmente a las disponibilidades de pienso animal, tuvo, un comportamiento favorable durante el recién concluido año 2018, que puede servir de base para la actividad avícola del territorio en el presente calendario.

Estamos hablando de más de 129 millones de huevos producidos: monto que rebasó en unos 19 millones lo programado, permitió responder un poco mejor a las necesidades de consumo y asegurar compromisos con la canasta básica y con otros destinos, incluso en el resto del país, al ser enviados más de 32 millones 600 000 unidades hacia otras provincias.

Si ello se logró sin haber tenido garantizados, en muchos casos, los insumos necesarios, 2019 no puede bajar varillas a pie de naves en indicadores que sobresalen a escala nacional, como el índice de conversión (1,43 kilogramos de pienso por decena de huevos producidos), el promedio de posturas por ave (272,67) o el costo total del millar de huevos: 486.97 pesos, factibles de ser mejorados aún, si los 976 trabajadores de la empresa se proponen seguir explotando las reservas que todavía existen.

Creada el 15 de diciembre de 1976 y dedicada, en estos momentos, fundamentalmente, a la producción y comercialización de huevos y carne de ave, la empresa avileña está integrada por tres unidades de inicio y desarrollo de reemplazo, tres de avicultura alternativa, ocho destinadas a la producción de huevos, una a comercialización, una para aseguramiento a la producción y un centro de gestión para la prestación de servicios y asesoría técnica a la base.

En un contexto económico y financiero que ha constreñido el acceso a proteínas de alta demanda, como la carne de cerdo y de ave, por solo citar dos, la producción de huevos acentúa su valor para el entorno alimentario familiar.