Miércoles, 21 de noviembre de 2018 12:47 AM

El control como premisa en Ciego de Ávila

Por estos días, la XIII Comprobación Nacional al Control Interno, desarrolla en Ciego de Ávila su primera fase, la de “conocimiento del sujeto auditado”, en la que el personal encargado del proceso explora todo el terreno donde estarán accionando hasta el 12 de diciembre, fecha tope para esta revisión.

Un total de 10 entidades son objeto de las pesquisas en la provincia, y, paralelamente, se estará analizando cómo todos estos organismos tributan su documentación en la Oficina Municipal de Información y Estadística en la localidad cabecera, explicó a Invasor Martha Hernández Isada, auditora supervisora de la Contraloría Provincial.

“Este año tenemos dos programas priorizados. Uno para chequear el cumplimiento de los decretos que norman las facultades otorgadas a cuadros y funcionarios, la planificación del 2018 y el sistema de pago; y otro, sobre el control y uso de los inventarios, fundamentalmente los ociosos y de lento movimiento.”

Además —comentó—, los programas complementarios evaluarán el estado de las cuentas por cobrar y pagar, con énfasis en la cadena de impagos del comercio; la contratación; el pago a los trabajadores por cuenta propia y el combustible.

Estudiantes de las carreras de Contabilidad y Derecho de la Universidad Máximo Gómez Báez, expertos de la Oficina Nacional de Inspección del Trabajo (ONIT) y la Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía (ONURE), supervisores y auditores, se encargan de un examen riguroso, a fin de que el control prevalezca en sectores clave de la economía avileña.

•Lea lo que publicó Invasor sobre los resultados de la XII Comprobación al Control Interno.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar