Martes, 25 de septiembre de 2018 1:45 AM

Económico es el problema

Uno intercambia con buenos economistas y, sobre todo, con contadores que te dicen: “en tal lugar se gana bien, pero allí no trabajo por nada del mundo”, afirma el presidente del Comité provincial de la ANEC en Ciego de Ávila

El cubano ha vivido los últimos años a la expectativa de que hagamos despertar la economía. El aguardado crecimiento solo podrá partir de la productividad del trabajo. Como se sabe el desarrollo no es solo crecimiento económico, pues existen otros indicadores que expresan comprobados avances, pero aquella es la cuestión principal.

Y en el empeño por hacer fructificar esfuerzos y, también sueños, una organización no gubernamental ocupa posición central al asumir el encargo de asociar a profesionales vinculados a diferentes especialidades, con la finalidad de promover y potenciar su participación activa en el proceso de desarrollo, incluido el social, y en la elevación del control y la eficiencia del sistema económico y financiero del país.

“La Asociación de Economistas y Contadores de Cuba, aclara Alexis Hernández Marrero, presidente de su Comité provincial en Ciego de Ávila, no posee facultades ejecutivas; su misión radica en la capacidad para realzar el nivel científico, el horizonte del conocimiento de nuestros asociados e influir en la formación de sus conceptos morales.

“Ello nos lleva a seguir rearmando el trabajo de las Sociedades Científicas, con énfasis en el sistema empresarial; y, en particular, las filiales provinciales de Contabilidad, Economía Agropecuaria, Desarrollo Local, Turismo, Auditoría y la de los Planificadores.

“En las condiciones de hoy el manejo de la información resulta capital. Aunque el interesado —explica Alexis— no esté en la obligación de venir a Ciego de Ávila; hay eventos que se programan por los municipios, que después tributan a los que tienen lugar en el nivel de provincia.

“Más todo ese y otros empeños demandan de cierta garantía que se sustenta en el fortalecimiento del trabajo de la Asociación, empezando por las secciones de base y municipios. Acabamos de acometer un ciclo de encuentros para reforzar las estructuras en los territorios, pasamos por más del 90 por ciento de las secciones de base.

“Ya completamos determinado tiempo en función de darle cuerpo y aliento a la pretensión de actualizar nuestro modelo económico y, por tanto social, y más acá al Plan de desarrollo hasta el año 2030, que fueron concebidos de forma estratégica, pero cómo hacerlos realidad en un contexto complicado y en el que cada día aparecen nuevas experiencias.”

— ¿Cómo encauzar mejor el trabajo para el mejor rendimiento del uno por ciento de la contribución territorial para el desarrollo local, incluso ahora en que la cuantía otorgada es mayor a la de 2017, ¿qué vamos a hacer?

—En eso los economistas estamos llamados a desempeñar un papel más activo, en el sentido de no perder de vista que ese dinero es para el desarrollo, y el desarrollo se sustenta en la inversión, que en una economía socialista se convierte en bienestar colectivo.

“El camino diseñado por los congresos del Partido, apunta a la consolidación de los índices del desarrollo humano, pero esos indicadores requieren de un sustento económico.

“Hoy, ¿qué es más importante, tapar un bache en la calle, o sembrar y cultivar plátano? El progreso social se basa en la prosperidad económica, y el país tuvo por muchos años un gran componente de inversiones en el sector no productivo, de atención a la sociedad, todo eso se ha ido adecuando para que el área de la producción asuma un papel más dinámico.

“Son contradicciones que se dan hacia el interior de la economía y de la sociedad, pues del otro lado, aunque la población aprecia las garantías de asistencia social, también aguarda por otras soluciones, como el aumento salarial o la eliminación de la dualidad monetaria.”

— Hacia el interior de la asociación, es limitada la presencia de especialistas en algunas entidades, en lo fundamental, en los llamados organismos globales de la economía.

—Hemos propuesto abrir cursos, con énfasis en los municipios con mayores necesidades. Para ello contamos con los profesionales en calidad de profesores.

“Quienes ingresen en ese sistema, pueden iniciar sus prácticas laborales en el campo de la Contabilidad y otras. En general los territorios tienen problemas con el completamiento de las plantillas en las direcciones de Economía y Planificación, Finanzas y Precios, la Oficina Nacional de la Administración Tributaria, y la de Trabajo y Seguridad Social, lo cual se ha agudizado en Ciego de Ávila y Morón, donde han permanecido sin los principales dirigentes, ¿de qué análisis y comportamiento económico va a hablarse, si no se cuenta con las cabezas directrices? Y, en otros están las direcciones, pero faltan los especialistas.

“Aunque en todos los esfuerzos la capacitación especializada resuelve el problema del que ignora, pero no del que no quiere hacer bien las cosas. Esa es otra cuestión, un asunto de principio. El profesional más eficiente es aquel que lleva el mejor conocimiento, pero junto, la mejor conciencia.”

— Para llevar a cabo las ideas esbozadas, ¿cuáles son los obstáculos?

— Relacionado con la formación de los especialistas no hay inconvenientes, se lo hemos explicado a los interesados. Es, además, de conocimiento público. Todo depende ahora de que las direcciones de gobierno nos digan qué tipo de curso necesitan, de qué disponemos, quiénes los van a impartir.

“Me refiero, además, a una visión más amplia en relación con el desempeño de la actividad de los Economistas y Contadores.”

— En el ejercicio del profesional de la Economía, la Contabilidad y las Finanzas se interpone más de un escollo.

—Uno tiene que ver con los bajos salarios. En La Cuba, en Cítricos o en las entidades de Turismo se gana más; pero por lo general quienes trabajan en esta profesión son poco remunerados. Cuando vas, por ejemplo, a estos organismos (globales) los directores municipales solo ganan 450,00 pesos; y eso provoca una considerable migración profesional hacia las entidades con mejores sistemas de pago.

“También se sabe que en las condiciones actuales, ningún directivo ostenta una receta para atenuar ese problema, excepto en aquellas empresas en las que el hombre ingresa según los resultados, mas no todo el problema es, exactamente, de salario.

“Uno intercambia con buenos economistas y con contadores que dicen: “en tal lugar se gana bien, pero allí no trabajo por nada del mundo”. En cuántos centros —no de los más ‘pobres’— destacados especialistas no disponen de la tecnología esencial, una computadora, impresora u otros recursos imprescindibles para la labor. Y esas cuestiones, en muchos sitios, obedecen más a falta de atención que de directivas.

“Otro obstáculo  radica en situaciones, que un economista que se desempeña en el terreno pudiera definirlas con una frase: 'No es fácil que otro desbarate lo que tú arreglas y, al final, lo tienes que arreglar tú', aunque este no se lleve para su casa ni un bolígrafo.

“Lo que trato de ilustrar no siempre se vincula a conductas dirigidas al beneficio propio. Hay incluso a veces cosas que se hacen mal, para hacer algo bien. En ocasiones, por ejemplo, está planificado reparar una calle y, al final, por otras razones, incluso de peso, se arregla otra; pero al Economista, en este caso el Planificador, cuando lo van a chequear lo valoran por el plan original. Algo económicamente no tan fácil de ordenar y, muchos menos, cómodo de explicar a quien resulte afectado por el cambio, incluido los delegados de circunscripción y vecinos que se quedan a la espera de un anunciado beneficio.

“El Lineamiento número Uno de la Política del Partido y la Revolución es exactamente el de la planificación. En la economía nuestra, casi toda precisión gira en torno a la planificación, lo reiteran documentos emanados de los últimos congresos del Partido. Con toda claridad la Conceptualización del Modelo Económico y Social, recoge que al margen de la aparición de otras formas de gestión, el Estado mantiene su papel rector.

“Tal entorno reclama  del pensamiento renovador a que está convocada la sociedad y, en particular, nuestros asociados. Un ejemplo, el año anterior muchas de las propuestas de planes económicos enviados por la provincia a la nación fueron reajustados. Vinieron con cifras superiores, pero a pesar de las condiciones de extrema sequía y después por el azote del ciclón, la mayoría de las entidades cumplieron con lo fijado.

“Vivimos una época, en la que tanto valor adquiere trazarse metas cada vez crecientes. Nadie calcula el perjuicio que ocasiona delinear programas de producción en los cuales queden, debajo de la manga, importantes reservas de trabajo y de recursos, algo que también ha sucedido y que ahora requiere de oportuna revisión.”

— En ese contexto, ¿Qué valor adquiere la confección y control de los contratos económicos? Algo más de una vez señalado por los órganos del Poder Popular.

— A veces cuando se reúne el ejecutor con quien recibe el bien se convierte en un acto mecánico; el interesado no se ocupa de revisar las interioridades de lo que está concertando. Alguien sencillamente con fuerza legal le dice: es tanto. Y eso no puede ser todo, después vienen las inconformidades, sobre algo que el reclamante leyó y firmó.

“El contrato es un negocio, que exige de un diálogo, de todas las aclaraciones pertinentes, para poder ponerse de acuerdo, mutuamente. Por demás, no siempre se discute lo suficiente en el nivel de los Comités de Contratación, presentes como estructuras en casi todas las empresas y entidades.”

— ¿Cuáles son las misiones más urgentes de los más de 3 000 afiliados a la ANEC en la provincia?

—Lo primero es que estos posean el conocimiento más actualizado. Lo otro, de trascendental alcance, tiene que ver con el desempeño ético de nuestros asociados. Una acción que bien le corresponde a nuestras secciones de base, centrado en evitar el desvío de los recursos destinados al desarrollo.

“El principal economista o contador de cada entidad es su propio director, sin embargo, cada uno de los hechos de corrupción, constituyen una mancha, pues ocurren a la vista, cómplice o no, de algún economista que no ha velado por el adecuado ambiente de control.”

Aunque la ANEC, como organización no gubernamental, no posee facultades ejecutivas, resulta innegable su presencia hasta en el más apartado sitio donde se ejecute toda actividad productiva y de prestación de servicios, donde como trabajadores asumen la misión de chequear y responder por un quehacer decisivo en ese futuro que mantiene a la población expectante.


Comentarios  

# barbaro martinez 07-03-2018 12:14
el ''problema''no es economico, el PROBLEMA es que los JEFES le hagan caso al economico.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar