Cortan y muelen el marabú en Ciego de Ávila

Modernas máquinas de última tecnología fabricadas en la República Federal de Alemania están siendo sumamente útiles en el desbroce de marabú en el municipio de Baraguá, de la provincia de Ciego de Ávila, para cubrir esas tierras con alimentos agropecuarios.

El ingeniero Carlos Blanco Sánchez, director general de la Empresa de Cultivos Varios La Cuba, informó a la Agencia Cubana de Noticias que los equipos fueron alquilados a la Unidad Empresarial de Base del central azucarero Ciro Redondo, del municipio del mismo nombre.

Agregó que dos de las máquinas se encargan de tumbar los aromales, y una tercera se destina a cortar y moler las malezas, además de extraer las raíces de los árboles o cualquier obstáculo, depositarlos fuera de los suelos y dejar los terrenos limpios para su roturación.

El propósito es eliminar alrededor de2 600 hectáreas en un año de labor continua, con operadores bien preparados para este tipo de labor, pues tal iniciativa contribuirá a que la entidad que dirige Blanco Sánchez pueda incrementar los cultivos en una de las zonas más apropiadas, y conocida por Tres Marías.

Esta área aspiran a convertirla en uno de los mejores polos productivos del país, ya que el propósito es fomentar en pocos años unas 3 000 hectáreas, dedicadas especialmente al desarrollo de frijol y maíz, para sustituir importaciones y elevar el suministro de nutrientes a la población.

La acometida con la nueva maquinaria servirá también para agrandar la superficie y crecer en todo tipo de viandas y hortalizas, y mantener la producción bananera, una de las mayores de la Isla.

Los ingeniosos aparatos también enfrentarán el marabú en áreas aledañas al central Ciro Redondo, donde está proyectada una bioeléctrica para generar electricidad mediante la madera molida, de conjunto con el bagazo de la caña de azúcar, cuyo plan es de 2 800 toneladas por día, de ese desecho azucarero, cuando comience la venidera zafra.

Las maquinarias alemanas realizaron con gran eficiencia sus primeras labores similares, contra los aromales en el municipio camagüeyano de Florida el pasado año, y ahora sus conductores hacen lo mismo en la tierra avileña de la localidad de Baraguá.