Control avisado… sí encuentra deficiencias en Ciego de Ávila

El viejo axioma de que guerra avisada no mata soldado no se cumplió en Ciego de Ávila, a juzgar por los resultados expuestos durante la plenaria resumen de la XII Comprobación Nacional al Control Interno que, como en ediciones anteriores, contó con la presencia de Gladys Bejerano Portela, Contralora General y vicepresidenta del Consejo de Estado de la República de Cuba.

Aun cuando de las ocho entidades evaluadas, seis cumplen las normas y procedimientos que regulan el control administrativo, contable, el tratamiento y la gestión de los inventarios, en particular los de lento movimiento y ociosos, la XII Comprobación detectó, incluso, en las de mejores resultados, deficiencias que, al decir de la Contralora, a estas alturas ya no se pueden permitir.

Gráfico

En casi 60 supervisiones realizadas en el terreno, los equipos de auditores —en los que se insertaron estudiantes de la Universidad de Ciego de Ávila— hallaron 50 deficiencias, a razón de siete por entidad, como promedio.

A pesar de que en algunas empresas creció el monto por inventarios ociosos (Agroindustrial Ceballos, UEB Oriente I Logística Recursos Hidráulicos), en sentido general, este indicador disminuyó en la provincia, con respecto al año anterior.

• También le podría interesar los resultados de la XI Comprobación

El 43 por ciento de las entidades controladas tiene cuentas envejecidas por cobrar, ascendentes a 15,9 millones de pesos (moneda total); otros 10,3 millones están trabados en litigios y procesos judiciales y las cuentas por pagar superan los 12 millones. Obviamente, es mucho dinero estancado y sin respaldar lo que se supone.

La nota más preocupante en el territorio, no obstante, la dio la Empresa Cárnica, donde no se cumplen las normas mencionadas y existen fisuras graves en el control interno, que crean las causas y condiciones para la ocurrencia de presuntos hechos delictivos y de corrupción, con un daño económico superior a los 16 millones 800 000.00 pesos (moneda total), según consta en el informe.

Se comprobó, además, que no ha tramitado la Licencia Ambiental ni el Plan de Manejo de productos químicos peligrosos, un incumplimiento en el que incurre la Empresa provincial de Abastecimiento y Servicios a la Salud, donde no se cuenta con las hojas de seguridad de los productos químicos almacenados.

En total, en la Empresa Cárnica se identificaron 36 deficiencias, de las cuales se derivaron 58 acciones contenidas en un plan de medidas que, de acuerdo con Lázaro Delgado González, director de la entidad, está cumplido ya al 60 por ciento. Asimismo, se aplicó sanción disciplinaria a 17 trabajadores y siete fueron separados del cargo.

Durante la plenaria quedó claro, también, que el control de los combustibles continúa como asignatura pendiente en el territorio, algo que había demostrado este periódico a inicios del año. Bejerano Portela coincidió con Invasor en que no solo los grandes consumidores del diésel son los responsables del mercado ilícito y la corrupción asociada al desvío de combustibles.

• Desvío de combustible: Lo que se sabe no se pregunta

Otro de los objetivos de la XII Comprobación fue evaluar el cumplimiento de las normativas aprobadas para los pagos a privados, un indicador que dispara las alarmas, al presentar violaciones y malas prácticas, causantes de un perjuicio a la economía por valor de 53 000 pesos convertibles.

Por supuesto, sirve muy poco de consuelo saber que la muestra de entidades avileñas auditadas es pequeña comparada con la de otras provincias, y que este no es un examen sorpresivo. “La actualización de la guía de control fue compartida con anticipación y se notificó dos meses antes la lista de empresas a comprobar. Aunque este trabajo tiene un interés preventivo y de capacitación, no debía sorprender a nadie”, comentó la Contralora General.

Al cierre de la plenaria, Gladys Bejerano reconoció que las acciones de control no llegan a todas las entidades ni a todos los problemas, porque están limitadas por el alcance y el tiempo. Sin embargo, significó que sobre los inventarios se seguirá trabajando sistemáticamente, en cumplimiento de una indicación del presidente Raúl Castro.