Ciego de Ávila en pos de más producción de miel

Los apicultores de Ciego de Ávila produjeron más de un centenar de toneladas de miel de abeja de enero a la fecha, y redoblan sus esfuerzos para incrementar la cifra a pesar de la escasez de flores como consecuencia de la devastación que originó el huracán Irma en septiembre del año anterior.

El ingeniero Robin Pérez Pérez, director de la Unidad Empresarial de Base Apícola, expresó a la ACN que lo recolectado es resultado de una labor titánica frente al desastre del meteoro, en especial la zona de Cayo Coco, donde las flores del mangle negro garantizaban amplios niveles productivos y hubo que mover los apiarios a otros lugares del centro y sur de la provincia, en busca de plantaciones, aparte de la alimentación de las colmenas.

Los cooperativistas entregaron más de las dos terceras partes del total de la producción, aunque la tormenta subtropical Alberto frenó, asimismo, el desarrollo de un nutriente que ronda los 2 600 euros por tonelada en el mercado exterior, puntualizó Pérez Pérez.

Destacó que, en lo que va de año, el campesinado aportó más de las dos terceras partes del total del dulce alimento suministrado a la planta beneficiadora, que funciona en la ciudad de Sancti Spíritus y atiende a los avileños.

Nuevamente el colmenero Oneido Gómez Farías, de la Unidad Básica de Producción Cooperativa, en el municipio de Majagua, contribuyó con más de 15 toneladas de ese producto, y se mantiene entre los mejores de Cuba.

También sobresalen los anapistas Ronny Pérez Olivera e Israel Santos, ambos de la localidad de Florencia, quienes, todos los meses, sobrecumplen los volúmenes, y esperan volver a estar entre los distinguidos nacionalmente.

Ciego de Ávila también obtuvo aumentos significativos en el acopio de cera y propóleos, dos derivados muy útiles en la industria farmacéutica y en otros usos; además de la cría de cinco mil abejas reinas, para fortalecer este sector pecuario.

El propósito de la provincia es lograr rendimientos de 50 kilogramos de miel por colmena, como promedio, para contribuir a la economía cubana; pues ese nutriente se exporta a naciones como Alemania, Holanda, España y Suiza, según los especialistas.

La inclemencia del tiempo en mayo y junio ahogó 500 colmenas, pero ya se trabaja en su recuperación, lo que indica que se podrá obtener mayor producción desde ahora hasta el final de diciembre.

Hanoi Sánchez Medina, presidente provincial de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, indicó que también se trabaja en el crecimiento de la cría de abejas reinas.