Alevines de Ciego de Ávila “nadan” hacia Villa Clara

Al iniciar el envío de ocho millones de alevines de pez claria, además de otros 900 000 pre criados, para beneficio de la acuicultura en la provincia de Villa Clara, la Unidad Empresarial de Base Alevines Morón concreta el espíritu de solidaridad entre territorios cubanos afectados por fenómenos climatológicos.

Perjudicada por inundaciones en momentos anteriores, la Unidad Empresarial de Base ubicada en Sagua la Grande, jamás había sufrido daños como los que allí dejaron las fuertes lluvias asociadas a la tormenta subtropical Alberto, según explica Roberto García Pérez, director de la entidad avileña.

La respuesta moronense tiene lugar independientemente de los perjuicios que también aquí provocaron las precipitaciones y el torrente de agua sobre instalaciones dedicadas al fomento de la actividad acuícola.

José Osmundo López Calderón, subdirector de producción, afirma que, a pesar de ello, el plan se encuentra, en general, al 125 por ciento de cumplimiento, se han producido más de 65 millones de alevines y la intención es ofrecerle apoyo a la vecina provincia de Sancti Spíritus.

Con ese gesto, Alevines Morón corresponde al apoyo que, en medio de la aguda sequía, recibió esa unidad  de espirituanos y camagüeyanos, mediante el suministro de larvas de ciprínidos y de claria.

Único que se dedica en Ciego de Ávila a la reproducción de alevines, el colectivo moronense está limitado por insuficiente capacidad para el bombeo de agua y por el mal estado de la conductora.

No obstante, ya se dispone de una parte de los tubos necesarios para resolver el problema de esa red, y se continúa insistiendo para la adquisición de dos bombas de 250 litros por segundo.