A punto de concluir secadero de arroz en Ciego de Ávila (+Video)

Solo detalles, propios de la fase de terminación, restan para dejar a punto de su puesta en marcha el secadero de arroz con que contará la provincia de Ciego de Ávila, en las inmediaciones del Consejo Popular Enrique Varona.

Ubicación de Falla en el mapaEl punto rojo indica la ubicación exacta de Falla en el mapa

Prolongada en el tiempo, entre otras razones por insuficiente disponibilidad de fuerza constructiva, así como por el retroceso que causó el huracán Irma, en septiembre pasado, la obra resulta de apreciable valor para el desarrollo del programa del arroz en el territorio, si se tiene en cuenta su capacidad para secar unas 57 toneladas, casi seis veces más que la actual capacidad instalada.

De tecnología brasileña, la línea está llamada a aliviar uno de los problemas que más ha preocupado a productores estatales y del sector cooperativo y campesino, concentrados, sobre todo, en los polos arroceros de Chambas y Bolivia, aunque en los demás municipios se cosecha el grano.

En declaraciones exclusivas para Invasor, Alfredo Reyes Vázquez, director industrial de la Empresa Agroindustrial de Granos Máximo Gómez, explicó que esa obra, valorada en alrededor de siete millones 500 000 pesos (moneda total) sitúa a la provincia en mejores condiciones tanto para el secado, propiamente, como para la recepción y almacenamiento, al disponerse, ahora, de cuatro silos de reposo, con capacidad para 4 000 toneladas del producto, en general.

De acuerdo con estadísticas de la empresa, la provincia de Ciego de Ávila se propone cosechar aproximadamente 5 000 toneladas de arroz, volumen muy distante de las 36 000 que demanda el consumo.

En correspondencia con la voluntad nacional de sustituir importaciones en el mayor grado posible, se torna vital para la agricultura avileña incrementar los rendimientos (hoy en aproximadamente cuatro toneladas por hectárea), aspiración en la que cooperativistas y campesinos presentan resultados un poco más halagüeños que los productores estatales.