Viernes, 25 de mayo de 2018 10:06 PM

Tuneras no abandonan el trono de Cuba

Bastó materializar un concepto de juego —bien definido en las dos últimas décadas—, para que Las Tunas, tras doblegar a Ciego de Ávila 3-1, alzara su decimonoveno trofeo en lides nacionales de hockey sobre césped de la rama femenina, esta vez en predios de sus víctimas, que se adueñaron de su tercer subcampeonato en la historia de estas lides en las que, además, suman un bronce.

Hubo un primer cuarto en el cual las multititulares cubanas no pudieron arrinconar a las avileñas y el dominio fue alterno, con pocas oportunidades de peligro, por lo que fue lógico que el marcador permaneciera virgen.

Ya en el segundo cuarto las tuneras comenzaron a ejercer dominio desde la media cancha, se hizo evidente que su juego era más objetivo y con superioridad táctica. Fue así que Adanay Torres consiguió el doblete en los minutos 23 y 25.

Parecía que el duelo ya estaba decidido tras el descanso y más aún cuando el técnico Rolando Medina —el más destacado del torneo—orientó intensificar el ataque, al decirle a sus pupilas: “es así como quiero que defiendan la ventaja”.

A la altura del minuto 38 llegó el gol de las de casa por intermedio de Yanet Sarmientos y entonces, los cientos de aficionados en las imaginarias gradas — ¿faltará mucho para que se hagan realidad?— comenzaron a creer en el “sí se puede”.

Pero las tuneras no renunciaron a su filosofía de “atacar para defender” y en el minuto 47 la líder goleadora Yunia Milanés, tras una finta en el lateral derecho, colocó el “candado” con la tercera diana. Ya era imposible que se escapara la medalla de oro.

El cuadro de honor de la competencia lo completaron Yusnaibis Betancourt (LT), mejor portera; Surinaime Cordero (Camagüey), más combativa; Yaniuska Pasos (LT) más técnica, y Yaime Cabrera (Cienfuegos) mejor árbitro.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar