Miércoles, 21 de noviembre de 2018 12:46 AM

Reconoce la FIDE título de Gran Maestro para Luis Ernesto

Un hecho inédito para el deporte avileño aconteció esta semana, cuando el sitio oficial de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE, por sus siglas en francés) califica al trebejista Luis Ernesto Quesada Pérez con el título de Gran Maestro (GM), el máximo que confiere esa institución.

Con apenas 19 y medio años, el jugador, oriundo de Florencia, ha sentado pautas al ascender, vertiginosamente, en los últimos años, con triunfos en varios eventos de las categorías escolar, juvenil y de mayores, hasta ubicarse, por su coeficiente Elo actual (2 519), en el puesto 11 de la clasificación absoluta en Cuba.

Aprobada por el 89 Congreso de la FIDE, que sesionó entre el 26 de septiembre y el 6 de octubre en Batumi, Georgia, la calificación de GM estuvo precedida por los títulos de Maestro FIDE, ganado en 2014, y el de Maestro Internacional (MI), el pasado año, cuando dominó la categoría U-18 en el XV Festival de Ajedrez Centroamericano y del Caribe con sede en Panamá.

El llamado Oso de Florencia, jocoso calificativo que le otorgara el profesor villaclareño Osmani Pedraza Ledón, empezó su quehacer en el reino de las 64 casillas a los 10 años, bajo la guía de Daniel Mutis Medina, en su pueblo natal, donde también fue vital el aporte del estomatólogo Dargel Rodríguez Crespo, aficionado al ajedrez, quien lo ayudó a entrenar e, incluso, le facilitó su computadora para esos menesteres.

Tan pronto tuvo oportunidad, el chico fue matriculado en la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE) Marina Samuel Noble, donde desarrolló la mayor parte de su corta y fructífera carrera con el apoyo de profesores y maestros avileños, entre ellos Adalberto Gómez Segura, Roberto Carlos Sánchez y Carlos Manuel Castellanos.

A la par del citado apoyo, la esencia del novel ajedrecista radica en su tenacidad ante el estudio, la combatividad en cada sesión de juego, el apoyo incondicional de sus padres Elier y Leidis, junto a su hermana Claudia, a lo que se le suma el adecuado comportamiento, suficiente para ganar amigos y seguidores en todo el país.

De las personalidades que han puesto los ojos en su desarrollo sobresale el Gran Maestro villaclareño Jesús Nogueira Santiago, uno de los íconos del juego ciencia en Cuba, quien lo invitó, entre finales de mayo y principios de junio de este año, a un match, liderado por el avileño.

Llama la atención que, hasta el momento, su participación en torneos fuera de Cuba ha sido, solo, en una ocasión, aunque su fuerza, ratificada en la Isla, evidencia que pronto deberá asistir a eventos foráneos. La posibilidad más cercana radica en el Memorial Carlos Torre, que se jugará en Mérida, Yucatán, a finales de este año.

Vale aclarar que, en materia de títulos y de Elo, Quesada es el avileño con mayor rango. No obstante, todavía no ha superado las hazañas del MI Eleazar Jiménez Zerquera, cinco veces campeón de Cuba, titular panamericano en tres ocasiones y representante del país en siete olimpiadas, casi siempre, en el primer tablero.

Inspiración para jóvenes promesas

Aunque la principal tarea de Luis Ernesto radica en su autopreparación, ello no ha impedido su aporte a la formación de los noveles estudiantes de la EIDE avileña, entre los que se distingue Kebert Solares Orozco.

Fernando Hernández Rigoberto Triana MartínezFernando Hernández arrasó en CamagüeySolo tiene 14 años de edad y el pasado año dio una clarinada importante al triunfar en el Campeonato Provincial de mayores, en el cual no jugaba Quesada, quien por su condición entonces de monarca juvenil, iba directo al torneo semifinal por el título de Cuba.

Pero Kebert ha seguido su progresión. La semana pasada anunciábamos su triunfo en uno de los grupos del torneo camagüeyano en homenaje a José Fernández Migoya, sin embargo, no contábamos con la segura variación positiva en su Elo.

Hoy resulta que el adolescente, quien posee 2 185 unidades en su rating, debe salir en próximos listados de la FIDE con más de 2 260 puntos, que le aseguran el título de Maestro Nacional, para el que solo se necesitan 2 250.

Del torneo en tierras agramontinas se conoció, además, que el escolar moronense Fernando Hernández Yero (1 732) ganó, con amplio margen, uno de los grupos que sesionó en la sede de la academia José Raúl Capablanca, desempeño que mejorará en 47 rayas su cifra personal, lo cual significa un aliciente para el prometedor bisoño.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar