Progresa ajedrecista de Ciego de Ávila, pero...

Se acerca el mundial juvenil del juego ciencia, aunque la Comisión Nacional de Ajedrez no ha confirmado la asistencia a la competencia de los principales jugadores de Cuba

El ritmo ascendente del futuro Gran Maestro (GM) avileño Luis Ernesto Quesada Pérez siguió este verano al aparecer en la lista de agosto de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) CON 2 519 unidades en su coeficiente ELO, válido para medir la fuerza relativa de los trebejistas.

La progresión se debe al resultado del match amistoso que sostuvo entre finales de junio y principios de julio con el GM villaclareño Jesús Nogueiras Santiago (2 458), una de las figuras de mayor historial en el ámbito cubano de las 64 casillas.

Con esa puntuación, el avileño se ubica, entre los jugadores activos, en el puesto 11 de Cuba, en el 73 del continente americano y en el 628 del mundo.

En sus últimas jornadas, el Maestro Internacional avileño se ha preparado, en su casa, con la mira puesta en el Campeonato Mundial para menores de 20 años, que se efectuará en la provincia turca de Kocaeli entre el cuatro y el 16 de septiembre, aunque la Comisión Nacional de Ajedrez no ha confirmado la asistencia a la competencia.

Para la Mayor de las Antillas este año es uno de los más propicios porque, tanto Luis Ernesto como el camagüeyano Carlos Daniel Albornoz Cabrera (2 527), tienen chances de lograr desempeños decorosos.

Nada fácil les sería a ambos, si se tiene en cuenta que el agramontino es el mejor cubano en la lista juvenil del planeta, con el escaño 52, y Quesada aparece en el 55; sin embargo, de no enfrentarse a la élite correrán el riesgo de estancarse, justo en la etapa cuando más precisan codearse con los mejores rivales.

De momento, ambos prospectos criollos esperan por los títulos de GM que deben conferirles en el Congreso de la FIDE, que sesionará desde el 26 de septiembre hasta el 6 de octubre en Batumi, Georgia.

Como alternativas más claras, en el caso de Quesada, está el torneo internacional Andrés Clemente Vázquez, en Mayabeque, y el nacional Tomás Jiménez, con sede en esta provincia, mientras para el cierre de año enfilará sus objetivos hacia la final por el campeonato absoluto de Cuba.