Sábado, 22 de septiembre de 2018 3:31 PM

Nadie sabe na’ en béisbol de Cuba

Si bien han sido solo dos subseries, algo ya se puede adelantar: la LVIII Serie Nacional de Béisbol en Cuba debe convertirse en una de las más niveladas de los últimos años. No creo que ni el más erudito pueda desde ahora adelantar quienes serán, al menos, los cuatro conjuntos que alcancen el pase a la segunda fase sin tener que acudir a los “benditos” comodines.

Desde luego que lo anterior no está dado por un alza de calidad en los 16 conjuntos que intervienen en la lid, sino por la nivelación de fuerzas que ha traído consigo las ausencias en las nóminas de no pocos peloteros.

Es por eso que este redactor no se atreve a lanzar pronósticos. No se trata de temer un “fiasco” y que descienda entonces la estima que me pudieran tener los lectores, porque lo real es que no veo a esos equipos muy superiores a los restantes, como podía vislumbrarse en anteriores justas.

Se dan casos de conjuntos con sólidos pitcheo, pero con pobre ofensiva, entre los que pudiera mencionar a Pinar del Río y Camaguey; o con temibles ataques, pero muy débil cuerpo de tiradores, como Mayabeque e Industriales.

No sería para  nada serio, de mi parte, lanzar ahora mis candidatos a estar entre los cuatro primeros, porque, como van las cosas, ni a Guantánamo pudiera descartarse, luego de analizar los cuatro éxitos que logró ante los dos mejores conjuntos del pasado año.

En el caso de Ciego de Ávila, es significativa la gran diferencia que existe entre sus tiradores abridores y el cuerpo de relevistas. Basta un ejemplo: en estos primeros seis encuentros, a los iniciadores (Vladimir, Yunser, Folch, Duquesne, Yander), los bateadores contrarios solo les promedian 160, pero los encargados de terminar han sido apaleados (403).

A la ofensiva, Los Tigres marchan en la quinta posición, antecedidos por Artemisa (344), Industriales (337), Cienfuegos (320) y Camagüey (308); aunque en el caso de este último solo ha efectuado cuatro juegos, pues los dos últimos con Villa Clara fueron impedidos por las lluvias.

En el aspecto individual, han comenzado con buen pie Raúl González y Rubén Valdés, ambos por encima de 400; aunque también ya tuvo un repunte con el madero el tercer bate Humberto Morales. en el último choque con Holguín.

Por cierto, no pocos pensamos que Morales debería aparecer en el lineup después de Osvaldo Vázquez, para que los rivales se vean obligados a lanzarle con más frecuencia al máscara avileño, sin dudas, el principal bateador de fuerza del conjunto.

Por el momento, a partir de este sábado, los tricampeones nacionales, como visitantes, enfrentan a Guantánamo. Folch, Yunser y Dachel pudieran ser los designados por Roger Machado.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar