Viernes, 25 de mayo de 2018 10:23 PM

Luis Ernesto: cuarto Maestro Internacional avileño

Luis Ernesto Quesada Pérez, el joven que ha prestigiado al ajedrez avileño con par de títulos juveniles de Cuba y un vertiginoso ascenso en los últimos ocho años, acaba de ser reconocido, oficialmente, con el título de Maestro Internacional (MI), el segundo de más fuerza concebido entre los pergaminos del juego ciencia.

El trebejista cumplió lo que establece la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE por sus siglas en francés) debido a una primera norma en el Torneo Abierto del Memorial Capablanca, efectuado en junio, mientras en agosto completaba todos los requisitos a vencer en el XV Festival de Ajedrez Centroamericano y del Caribe.

Otro requisito que había vencido desde el año 2015 era la obtención de un coeficiente Elo superior a las 2 400 unidades, rango que aún mantiene, a pesar de un ligero descenso en la lista de noviembre, cuando bajó a 2 429 puntos por resultados no satisfactorios en los certámenes Andrés Clemente Vázquez, efectuado en Mayabeque, y el Migoya in memoriam, de Camagüey.

Sin embargo, el saldo de este año para el chico de origen florenciano resulta tan positivo que se perfila a ser elegido entre los 10 ajedrecistas más destacados de Cuba en 2017, a lo que se añade su inclusión en el campeonato absoluto, concebido para inicios del venidero año, sin necesidad de eliminarse en el venidero Zonal, a donde sí acudirá, pero como entrenador del escolar Kébert Solares Orozco, flamante campeón provincial.

En cuanto a la participación en certámenes fuera de Cuba, todavía no hay nada previsto por Quesada, quien declinó su participación en el Mundial de la categoría juvenil, señalado para este mes en Tarvisi, Italia, debido a que los asistentes deben asumir la mayoría de los gastos para esa competencia.

Con anterioridad a Luis Ernesto, Ciego de Ávila ha tenido a tres jugadores con el título de MI: los ya fallecidos Eleazar Jiménez Zerquera, de la capital provincial, quien fue el primero en lograrlo después del triunfo de la Revolución, y el moronense Jesús Rodríguez Córdova; además, el baragüense Miguel Medina Paz, residente en el exterior.

Para Luis Ernesto queda ahora una meta: llegar al máximo pergamino que confiere la FIDE, o sea, el título de Gran Maestro, para el cual ya posee una norma, pero necesita hacer una o dos similares y rebasar la cota de los 2 500 puntos Elo.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar