Liga de Fútbol en Cuba: igualada en la cumbre

"Las emociones no solo pueden vivirse en el Mundial." Eso parecieron decirme los aficionados que asistieron a la cancha moronense este sábado al partido entre Ciego de Ávila y Sancti Spíritus, correspondiente a la 103 Liga Nacional de Fútbol.

Cuenta el director técnico José Yulier Herranz que, a la altura del minuto 75, sus Tiburones  iban delante 2-1 por dianas de Sander Keko Fernández y Tomás Cruz. No es necesario agregar que el duelo era de extrema importancia por los tres puntos que le separaban del líder Santiago de Cuba.

El drama fue así: un atacante de los visitantes logra quedarse solo ante el portero local Anoide Sardiñas y el juez de línea lo declara fuera de juego, algo que, al parecer, no vio el silbante principal, quien decretó el gol que daba el empate a los del Yayabo.

Después del reclamo de los avileños, los árbitros se reunieron y acordaron anular el gol. Fue en ese momento que los espirituanos decidieron abandonar el partido, y aunque ya han transcurrido más de 48 horas, en el momento de escribir estas líneas no había una decisión de la Comisión Nacional.

Lo cierto es que Ciego de Ávila, con esta posible sonrisa, le daría alcance a los santiagueros, quienes volvieron a perder, esta vez ante Granma 0-2, por lo que han crecido las expectativas a solo dos fechas del final del calendario con potencial igualada a 16 puntos en la cumbre del torneo.

El venidero sábado habrá de nuevo programa en el campo deportivo Sergio Alonso Grandal, de la Ciudad del Gallo, y el rival será Granma, mientras que Pinar del Río tratará de amargarle la lid al actual campeón. En nuestro "Mundial" también hay emociones.