Viernes, 19 de julio de 2019 5:31 PM

Latidos avileños en jóvenes campeones

Tras los jolgorios del fin de año, todo vuelve a la normalidad. Mas esa rutina no tiene nada de fácil para quienes compiten en el alto rendimiento y pretenden llegar lejos en sus carreras atléticas.

INVASOR se acercó a varias figuras que ganan prominencia, aunque a sus expedientes todavía les faltan los momentos culminantes. Tienen edades entre 16 y 24, les abunda la sonrisa y el ímpetu de quienes desean conquistar el mundo con sus respectivas habilidades, no obstante, fueron escogidos entre los más destacados deportistas del terruño en 2018.

magnol suarez fisEl joven portero aspira a que Cuba clasifique para el Mundial de Balonmano.Al “mayorcito” en esta pequeña selección nadie le discute en cuanto a tamaño: Magnol Suárez Fis es un gigantón de dos metros y un centímetro, talla excelente para defender porterías de balonmano.

“Terminé el pasado año con buenos resultados: oro en los Juegos Centroamericanos de Barranquilla, Colombia, y bronce en el Campeonato Nacional de primera categoría, jugando de refuerzo por el equipo de Matanzas.”

Para el espigado cancerbero fue clave su contratación en el exterior. Estuvo vinculado a la liga portuguesa, hecho que le permitió el contacto con un fuerte nivel y que se tradujo con una victoria contundente de su elenco en la cita regional. Pero ahora se avizoran otros horizontes y juventud le sobra: tiene 24 años.

“En mis aspiraciones está participar en los Juegos Panamericanos de Lima, Perú, discutir la medalla de oro y clasificar para el Campeonato Mundial.”

Esa misma tónica predomina en la mayoría de los que integran los demás equipos criollos. Durante un breve diálogo, vía Internet, una pequeñita, apodada como La Chuly, reafirmó su voluntad de asistir a la cita hemisférica y conquistar una medalla.

Se trata de Lilianet Duanes Andrés, de apenas 21 años, y subcampeona en la cita de Barranquilla.

La sonrisa es su gran carta de presentación, es amistosa y traviesa, pero, según varios de sus colegas, el panorama cambia sobre el colchón, donde se torna feroz.

Previo a la cita centroamericana, su profesor, Filiberto Delgado, elogiaba la voluntad de la chica, capaz de reponerse de una operación a principios de año y luego ganarse el puesto de primera figura en su división de 53 kilogramos.

RELEVO EN PLENA ACCIÓN

lilianet duanes andresJovial muchacha, pero temible como gladiadora.La lucha no ha tenido rivales en cuanto a la selección de mejor deporte individual de la provincia en los últimos años. No puede ser de otra forma si usted llega al gimnasio de la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar Marina Samuel Noble y encuentra a los entrenadores “batidos” con sus prospectos.
Ejercicios de alta complejidad, exigencia continua en el entrenamiento y preocupación por la docencia indican que, a la par de atletas de calidad, se forman como buenos estudiantes.

Jeisser Sampson Sánchez es el chico más corpulento del grupo. Tiene 16 años y compite en la división de 110 kilogramos. Es campeón en dos importantes escenarios: dos veces entre los juveniles de Cuba y, también, en las clases, con un promedio que rebasa los 98 puntos en su índice general.

“Nuestra preparación es constante gracias a los profesores Erick García y Leonardo Zúñiga, quienes con sus exigencias contribuyen a mi desarrollo, para llegar en forma a las competencias”, afirma el bisoño.

“Me acerqué a la lucha por idea de mi papá, José Antonio Sampson. Entonces mi mamá, Madelaine Sánchez, no quería debido a las exigencias de este deporte, sus posibilidades de golpes, lesiones, sin embargo, con el tiempo, ella ha sido clave al inculcarme la mentalidad ganadora.

“Gracias a ella y a la lucha he aprendido que nunca te puedes rendir. Al anterior campeonato llegué afectado por una lesión. No estaba en plena forma, sin embargo, tenía la convicción de que triunfaría y lo logré, o sea, que la victoria debe estar concebida en la mente de cada atleta”, afirmó uno de los posibles relevos del multicampeón Mijaín López.

La otra cara de la moneda, en cuanto a volumen corporal, la muestra otro talentoso gladiador, el pequeñín Liordis Reyes Muñoz, titular juvenil cubano en la división de 42 kilogramos; su amigo Jeisser lo duplica en lo físico, pero ambos son campeones.

“La lucha me ha servido para desarrollar habilidades en el deporte y en otras actividades de la vida. Ahora tengo una meta clara: seguir mi preparación, buscar otra medalla de oro en los próximos juegos juveniles y ganarme un puesto en la Escuela Superior de Perfeccionamiento Atlético, que debe abrir en el próximo curso.”

En ambos chicos el profesor Leonardo tiene a figuras líderes en su equipo: “Deben ser guías, impulsores de sus compañeros, de hecho, los demás, también tienen posibilidades, por ejemplo, Dairon Caraballo Paz, integrante de la selección nacional de cadetes que se preparó, aunque no asistieron, a los Juegos Olímpicos de la Juventud.”

Mucho futuro aprecia el especialista en otros noveles: Jean Carlos Palacios Guerra acumula en su palmarés un oro y un bronce, tanto en su etapa escolar como en la de juvenil; mientras Arlier La O Mendoza fue dos veces titular en escolares, ya está entre los juveniles, y en ocho peleas efectuadas durante topes con otras provincias, las ha ganado todas.

REMATES SOBRE LA ARENA Y JAQUES A LA MEXICANA

voleibolistas de playaMiguel Ángel y Erit Daniel (2) pueden aportar este año otro dominio avileño en el voli playero.Desde el fondo de su casa se divisan las enormes columnas de la escuela avileña de voleibol de playa. Un buen día no resistió la tentación y penetró en la cancha arenosa. Surgía así un pacto entre Erit Daniel Santana Castillo y el deporte que lo convertiría, en 2018, en titular nacional juvenil.

“Empecé a competir en noveno grado y pronto llegaron los resultados al ganar en los Juegos Escolares Nacionales. En 2017, junto a Miguel Ángel Ayón, terminamos con bronce entre los juveniles, y este año, con el mismo compañero, nos hicimos campeones de Cuba en similar categoría.”

Lo incómodo para el novel atleta surgió con la elección de su colega Miguel Ángel para la preselección cubana con vistas a los Juegos Olímpicos de la Juventud, pues, al no ser elegido, debió mantenerse en Ciego de Ávila, preparándose con atletas de menor nivel.

“A pesar de esa dificultad, tuve la suerte de que el entrenador avileño Alain Hernández me mandara a buscar para entrenar en La Habana, lo cual fue provechoso para ambos. Cuando mi compañero regresó de la Olimpíada, y nos unimos para el nacional juvenil, ganamos el torneo.

“De mi colega puedo asegurar que en Ciego de Ávila no tiene rival en su categoría. Al estar en la Escuela Nacional de Voleibol su nivel aumentó y se demuestra al ser elegido, en varias ocasiones, como el más valioso de la dupla, por su experiencia y habilidades.

“Con respecto a este año, todo debe ser más difícil por el aumento de calidad en las filas juveniles. De todas maneras vamos a trabajar para que nos respeten como campeones y retener el título”, afirmó Erit Daniel.

luis ernestoEl Gran Maestro avileño tiene el reto de luchar por los primeros puestos en Cuba.Otro novel con un año de ensueño es el Gran Maestro de ajedrez Luis Ernesto Quesada Pérez, transformado en el primer avileño que conquista el máximo pergamino de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE por sus siglas en francés).

Su etapa como juvenil pasó con par de títulos que ya constituyen historia. El 2018 le trajo satisfacciones inolvidables: “En el Torneo Internacional Capablanca in memoriam obtuve mi segunda norma de GM y días después la tercera.”

Pero ese título no lo es todo. Diciembre le deparó un fuerte certamen, el XXX Memorial Carlos Torre Repetto, en México, donde no brilló como en eventos anteriores.

“Ahora me corresponde estabilizarme con el Elo superior a la cifra de 2 500 y luchar por un puesto en la preselección nacional”, afirmó el llamado Oso de Florencia, exponente, junto al camagüeyano Carlos Daniel Albornoz Cabrera, de una generación en pleno ascenso y con posibilidades de escalar, en corto plazo, a los niveles del continente.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar