Miércoles, 22 de mayo de 2019 3:34 AM

Fidel y su impronta en el deporte avileño

El mayor promotor del deporte en Cuba ha sido el Comandante en Jefe Fidel Castro, quien, desde el triunfo de la Revolución en enero de 1959 impulsó su masificación y enseñó a los deportistas a defender siempre, con valor y orgullo, la bandera de la estrella solitaria.

Esa máxima del líder cubano se aprecia en Ciego de Ávila, provincia que, a pesar de contar con una pequeña población —unos 430 000 habitantes— dispone de una Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE), otra Superior de Perfeccionamiento Atlético y 10 academias.

La EIDE abrió este curso escolar con una matrícula de 653 alumnos-atletas, en 26 especialidades, y las academias acogen a más de 400, con el privilegio de disponer de todos los profesores en el área deportiva.

 voli playaNohema Díaz

De estos centros e instalaciones han salido deportistas para representar a su territorio y al país en eventos internacionales, tales como los Juegos Centroamericanos de Barranquilla, Colombia 2018, de los cuales los avileños trajeron a la patria ocho medallas de oro, dos de plata y una de bronce, y 21 de ellos subieron al podio de premiaciones en nueve competencias.

Destacan Jorge Víctor Martínez, de judo; Ariel Fis, Lilianet Duane y Yudari Sánchez, de lucha; Magnol Suárez, de balonmano; Vladimir García y Raúl González, de béisbol.

Juego de béisbolAlejandro García

También cuentan los aportes de Maylín Sánchez, de ciclismo; y Yurismaily García, Yendry Delgado, Maikel Trizant, Carlos Manuel Consuegra y Heriberto Sarduy, de hockey sobre césped; y los softbolistas Alaín Román, Juan Carlos Rodríguez, Reinier Vera, Yuri Daniel Rodríguez, Yurisandre Ramos, Alberto Vicente Hernández, Alexey Tejeda y Roberto Echarte.

Entre las disciplinas colectivas con historia están el baloncesto masculino, el béisbol en uno y otro sexo, el hockey sobre césped, el fútbol, el voleibol de playa y la lucha.

Juego de baloncestoAlejandro García

En la provincia avileña, el hockey sobre césped resultó el mejor deporte del año, en el que resaltan el equipo de primera categoría, y Heriberto Sarduy y Yurismaily García, como los atletas más destacados en las disciplinas colectivas.

A esos lauros se suma el de Eliberto Sarduy, en el apartado de director técnico, un premio que bien merecía este experimentado profesor de las selecciones juveniles y mayores con las que le ha aportado a la provincia 32 medallas de oro, 14 de plata y siete de bronce, en la disciplina de los bastones y la pelota.

Juego de hockeyAlejandro García

Los protagonistas de los sucesos más destacados del 2018 en Ciego de Ávila fueron Yudari Sánchez, al ser la primera cubana que lidera un campeonato mundial de lucha sub-23, y Luis Ernesto Quesada Pérez, por convertirse en el primero en la historia del ajedrez avileño que gana el título de Gran Maestro.

Por sus continuos logros, la academia de hockey sobre césped recibió este 2018 el Sello Conmemorativo y las de softbol y natación merecieron la condición de Centro Oro Olímpico.

Para continuar con las mejoras en los centros deportivos, en el presupuesto del año se destinaron recursos para cambiar, entre otros, la cubierta de la sala techada Giraldo Córdova Cardín, escenario de múltiples competencias nacionales; y en la EIDE, para mejorar el techo del gimnasio y construir la cerca perimetral.

Los terrenos de fútbol y béisbol también recibieron acciones de mantenimiento, mientras la academia de judo y la piscina olímpica fueron objeto de reparaciones.

Juego de futbolAlejandro García

La celebración por el Día del Deporte, la Cultura Física y la Recreación, jornada instituida en Cuba desde el 19 de noviembre de 1985, tuvo por escenario a Ciego de Ávila, no por casualidad, sino como justo reconocimiento a los logros de sus deportistas en las diferentes disciplinas durante el actual año.

Este mérito constituye una retribución de los avileños al mayor deportista cubano: el Comandante en Jefe Fidel Castro, quien desde enero de 1959 trazó el camino para darle al deporte el lugar que merece, pues hasta ese momento era un privilegio de muy pocos y de la clase pudiente.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar