Domingo, 22 de abril de 2018 11:52 PM

Evalúan en Ciego de Ávila aporte científico al deporte (+Video)

Desde niños oímos decir que el ajedrez es el juego ciencia, pero la realidad confirma, cada día más, la necesidad de aplicar un enfoque científico a la preparación de los atletas en todos los deportes, si de verdad se aspira a lograr un alto rendimiento y resultados superiores.

Por ello Ciego de Ávila  devino sede de la reunión que cada año organiza el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) para examinar ese asunto.

Llamada a develar los flancos débiles, la cita puso de relieve insatisfacción en la cantidad de proyectos investigativos, en el rigor de sus contenidos, lento ritmo en la formación de doctores, así como el imperativo de utilizar más las potencialidades que ofrecen los másteres, a quienes, por cierto, no siempre se les exigen resultados en correspondencia con la preparación científica y metodológica adquirida.

También se demostró que urge fortalecer la formación y categorización de tecnólogos en el deporte, mediante la inserción de personal que trabaja en laboratorios clínicos o de informática, del mismo modo que continúan escaseando los biomecánicos, como soporte imprescindible para que el desarrollo del deporte fluya en armonía con lo que científicamente establece la mecánica del movimiento humano.

Objeto de atención devino, además, la certificación de los laboratorios, de conjunto con las delegaciones del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de manera que esos espacios no terminen siendo una vitrina, sino lugar seguro donde determinar la calidad de los procesos investigativos y prácticos del deporte.

Intercambios como el que tuvo la doctora Mélix Ilisástigui Avilés, directora de Ciencia y Técnica del INDER, con investigadores avileños, mostraron, también, las oportunidades que desaprovecha la actividad científica deportiva para dar a conocer resultados y experiencias por medio de la prensa escrita, la radio, la televisión y los sitios digitales.

La agenda de trabajo concibió el comportamiento de los planes de ciencia y técnica, la labor de los consejos científicos, el movimiento de las Brigadas Técnicas Juveniles y de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores, la normalización y metrología, la estrategia de educación ambiental y un acercamiento al Proyecto Los Tigrecitos Avileños, para desarrollar desde edades tempranas habilidades motoras en función del aprendizaje del béisbol, entre otros asuntos.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar