Lunes, 21 de enero de 2019 1:21 PM

Entretelones (III)

... No es la primera que lo digo, pero bien vale la pena repetirlo: los entrenadores avileños de todas las categorías deberían mostrarle a los bisoños lanzadores como es posible que, sin una velocidad por encima de las 87 millas, se puede brillar en cualquier tipo de béisbol. En Dachel Duquesne tienen un ejemplo cercano, porque el chambero, este martes, brindó una cátedra de pitcheo. Y no es la primera vez que lo hace.

.... La jugada del toque de bola de sacrificio en el segundo inning de Ciego de Ávila, con el marcador adverso por una carrera, no es atípica en el béisbol cubano. Una y otra vez se hace en nuestros torneos domésticos, a pesar de que los estudios estadísticos dejan claro que, con corredor en primera sin out, se anota con más facilidad que con hombre en segunda y un out.

.... Mis felicitaciones para el mentor espirituano José Raúl Delgado, quien no lo pensó dos veces para llevar a la banca a Yordan Manduley y Orlando Acebey, quienes no habían producido con el madero en los dos primros duelos. En un play off no se puede dar el lujo, como sucede en el calendario regular, de que los bateadores salgan poco a poco del mal momento. En este caso, cuando trajo a Manduley de emergente en el noveno, este le disparó jonrón a Yosvany Torres para decidir el partido y, a continuación, Acebey, también como sustituto, sonó cohete al derecho.

.... Si hay un jugador que, a todas luces, tiene los poquitos necesarios para imponerse en el béisbol de Grandes Ligas ese es, sin dudas, el santiaguero Oscar Luis Colás. Buen brazo, rápido en las bases, bateador de fuerza y meritorio desplazamiento en los jardines, a lo que se agrega que pudiera incursionar en la lomita, por su recta de más de 90 millas.

.... Es verdad que Las Tunas ha cometido varias errores a la defensa en estos primeros cuatro encuentros, pero sus jardineros han realizado varias atrapadas de leyenda. A veces, a la hora de evaluar el desempeño defensivo de un equipo, solo se tienen en cuenta las marfiladas y no se evalúa los lances en que, gracias a fildeos colosales, se impidió un racimo de carreras del contrario. ¿Se acuerdan del fildeo de Andrés Quiala en aquel batazo de Colás con dos compañeros en circulación? Si me preguntan, quien escribe diría que, hasta el momento, aquella jugada está decidiendo el play off. Y me voy...


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar