Domingo, 24 de marzo de 2019 9:47 PM

Deporte avileño palpita en Plan Turquino-Bamburanao

El deporte le sienta de maravillas al Plan Turquino-Bamburanao, que abarca varias zonas de montaña en el municipio avileño de Chambas.

Muy duro se trabaja en esos lugares, sobre todo en el campo, de ahí que la práctica de ejercicios físicos, independientes de los que se realizan en las faenas, constituye una necesidad para salir de la rutina y darle al cuerpo lo requerido.

Un equipo de cinco profesores de Recreación, e igual cantidad de docentes dedicados a la impartición de Educación Física, laboran en la región para darle dinamismo a la mayoría de los segmentos poblacionales que allí residen; sin embargo, esa plantilla no es suficiente.

Ese criterio lo sostiene Idalberto Herrera Pérez, responsable de los deportes del referido proyecto en Chambas: “Este grupo ha mermado porque algunos profesores se han ido hacia otros sectores, hecho que dificulta la atención a los más de 6 000 habitantes de los 23 asentamientos que tenemos”.

No obstante, dan prioridad a las siete escuelas y a la decena de consultorios de la zona, y poseen un resultado de envergadura: la selección del Consejo Voluntario Deportivo de la Escogida de Mabuya como el mejor del referido plan.

Justo en las cercanías de esa zona fue captado el escolar Nelson Daniel González López, quien compite en el atletismo para personas con discapacidad y se perfila entre los prospectos que hoy desarrolla el país.

Entre los más apegados a la promoción del deporte se mantiene Yuniesky Pereira Romero, hombre de 36 años, quien alterna faenas de campesino con las de profesor en su tierra natal, el poblado de La Nenita.

“Mi trabajo consiste en prestar servicios relacionados con los ejercicios físicos en la escuela Tomás Palmero Vizcaíno; además, mantengo vínculos con el consultorio del médico de la familia, un círculo de abuelos, más un grupo de salud formado por pacientes de distintas patologías.”

Con 10 años de experiencia, el docente contribuyó a la evaluación satisfactoria otorgada al Plan Turquino-Bamburanao durante la última inspección para evaluar el trabajo relacionado con la recreación y la práctica de ejercicios físicos.

“Entre las actividades que hago está el fomento de los deportes que más gustan en la comunidad, o sea, el béisbol y el fútbol, más las actividades recreativas. Estas últimas se desarrollan fundamentalmente los sábados y consisten en la realización de varios juegos, con mayor fuerza para el dominó.

“Otras posibilidades que damos son las ludotecas públicas en el círculo social, además de atender la preparación física en un gimnasio rústico, al aire libre”, afirmó Pereira.

Si bien les queda mucho por hacer a profesionales como Idalberto y Yuniesky, el 2019 les depara, junto a sus compañeros, la captación de colegas para que las faenas incrementen su sistematicidad, y así contribuir, con calidad de vida, a que el deporte palpite en esas lejanas comunidades.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar