Martes, 16 de julio de 2019 12:22 PM

Cuba, subtitular en mundial de balonmano masculino

Después de unos primeros 25 minutos en los que, incluso, llegó a estar delante 10-9, Cuba no pudo con el empuje de la escuadra anfitriona y finalmente cayó 21-31 en el duelo decisivo por la medalla de oro del III Campeonato Mundial de Balonmano (m) para Naciones Emergentes que tuvo por sede a Georgia.

Los antillanos se desmoronaron en los últimos cinco minutos del primer tiempo para ir al descanso con desventaja de cuatro goles (10-14) y aunque pudo pensarse que era un mal momento transitorio, en la reanudación del partido los de casa demostraron su superioridad.

Esta vez el portero avileño Magnol Suárez no pudo contener la artillería georgiana —no fue ayudado lo suficiente por la línea defensiva— y solo logró un 17 por ciento de efectividad al detener seis de los 36 tiros que le lanzaron, pero su labor durante toda la contienda le valió que fuera incluido en el Todos Estrellas del certamen, en el que también aparece el cubano Eduardo Raynier Valiente.

Todos los especialistas coinciden en que Suárez es un guardameta de talla mundial, no por gusto fue seleccionado en tres de los siete partidos de Cuba como el jugador más destacado.

En la discusión de las medallas de bronce, Bulgaria fue muy superior a Gran Bretaña, a la que derrotó 47-31, con un Georgi Atanasov inmenso, que logró perforar en 11 ocasiones la puerta rival.

Ahora la escuadra cubana se dirigirá a Alemania, donde tendrá un concentrado de preparación, para luego visitar Francia, donde realizará algunos partidos y, en los días finales de julio, irá rumbo a Lima, Perú, para tomar parte en los Juegos Deportivos Panamericanos.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar