Con su bandera Tigres de Ciego de Ávila

Y yo digo que fue igual, pero resultó distinto. Es que este miércoles, en la ceremonia de abanderamiento de Los Tigres a la LVIII Serie Nacional de Béisbol, casi todo fue igual a la de otros años, pero se percibió un ambiente diferente.

No fue solo porque se aprovechó para homenajear a los avileños que acaban de intervenir en los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, sino porque pareció como si los integrantes del equipo juraran algo más que defender la bandera que les entregó Humberto Palmero, miembro del Buró Provincial del Partido.

Porque al recibirla, Vladimir García, Raúl González y Dachel Duquesne, parecieron comprometerse a que este año Ciego de Ávila volverá a estar entre los grandes de la pelota cubana y porque cuando Alfredo Fadragas, leyó el compromiso del equipo fue como si representara el sentir de los jóvenes valores de la escuadra.

Fue, como siempre, en el parque José Martí de la capital avileña. Bien saben los aficionados que por allí merodearon que los tricampeones nacionales parecieron jurar que de nuevo inundarán de alegría al terruño que los aplaude.

Reconociemiento a deportistas que participaron en Barranquilla 2018Momento en que se reconocía a los avileños que participaron en los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla