Miércoles, 14 de noviembre de 2018 6:12 AM

Ciego de Ávila con mala racha en Liga Superior de Baloncesto

La cara del baloncesto avileño está cambiando, y para mal, pues la huella del pasado año, cuando fueron séptimos en la Liga Superior parece repetirse en la presente edición, que cierra este viernes su segunda fase, en La Habana.

Sin contar el resultado del viernes ante los anfitriones, Los Búfalos acumulan cinco victorias y ocho reveses que los ubican en la segunda división de la tabla de posiciones, de ahí que siguen obligados a una secuencia ganadora para ubicarse en los puestos clasificatorios, o sea, del primero al cuarto.

Nada fácil será para los titulares de Cuba, por nueve ocasiones, reponerse del mal paso, y menos cuando la falta de concentración e indisciplinas tácticas contribuyen a que los rivales se impongan.

El propio director Yoanis Zaldívar mostró su insatisfacción por lo sucedido el jueves, ante Villa Clara: “Teníamos 11 puntos de ventaja al terminar el tercer cuarto, pero el desespero y tiros imprecisos llevaron a la derrota.”

Ciego de Ávila transita por un proceso de cambio generacional cuyo principal inconveniente radica en que los noveles todavía están distantes de la calidad requerida, las lesiones en sus filas abundan y, como la zona central clasifica a tres equipos, la cantera de refuerzos resulta escasa.

Las posibilidades del quinteto en la última ronda de la LSB no están descartadas por el hecho de que serán anfitriones a partir del venidero 30 de marzo, sin embargo, requieren de una racha ganadora, algo no conseguido desde el año 2016 cuando adquirieron su último triunfo en estas lides.

Datos preliminares confirman a Camagüey (9-3), Villa Clara (7-5), Capitalinos (7-5) y Santiago de Cuba (6-6), con las mayores opciones de discutir las preseas. Ciego de Ávila no está lejos de ese grupo, pero precisa de algo que escasea en sus últimas temporadas: ganar partido tras partido.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar