Miércoles, 21 de febrero de 2018 4:12 PM

Béisbol: semilla certificada en Ciego de Ávila

La idea fue brillante. El resultado no menos. Niños de siete y ocho años vinieron desde Villa Clara y Sancti Spíritus para “triangular”, en hermanado duelo con sus coetáneos de Ciego de Ávila, un tope que mostró y demostró, el poder de germinación que tiene la semilla del béisbol.

Invitados por los cachorritos avileños, dirigidos por el Máster en Ciencias Diorge Miranda Yero —autor de un proyecto para articular habilidades motoras básicas en edades tempranas, a favor de los movimientos fundamentales del béisbol— los visitantes hicieron posible el primer tope interprovincial de que se tiene referencia aquí, en esa corta edad.

Y claro que hubo roletazos, conexiones elevadas, tubeyes, elegantes fildeos, pifias, deslizamientos en las bases, outs, quietos y hasta racimos bien saludables de carreras, sobre todo por parte de un Villa Clara que, como afirma Diorge, sigue siendo meca de la formación de peloteros en distintas categorías.

Lo más importante, sin embargo —y no es excusa o “curvita” para ocultar realidades— fue la magia de una experiencia inédita, en la que todo el mundo ganó: los villaclareños en el marcador y resultados finales, los demás equipos en lecciones, los aficionados porque la próxima vez tampoco se perderán el espectáculo, los entrenadores porque no todo está escrito o en receta, y los familiares porque una vez más comprendieron que su presencia y rol es decisivo si en realidad quieren tener estrellitas bajo el techo hogareño.

Si alguien lo duda, pregúntele a los padres, madres, hermanos, abuelos… que a bordo del ómnibus llegaron para tocar, durante tres jornadas, la bola del programa en suelo avileño; correr imaginariamente al lado de sus chiquitines, deslizarse sobre la almohadilla de las emociones, y anotarse la victoria de un espacio a la medida del disfrute sano y sin límite de edad.

Con razón José Yadián Ganuza, al frente del 7-8 años santaclareño, ponderó una apertura en la que niños intercambiaron jonrones de cariño por intermedio de obsequios, así como las tensiones de una competencia de habilidades que puso a prueba destrezas en el tiro al barril, carrera de home a primera, vuelta al cuadro, precisión desde los jardines, potencia del brazo y el derbis de jonrones… todo un espectáculo adulto en pequeñísimo formato.

Por ello se habló de darle calor, forma y contenido a la idea de organizar en enero de 2019 la primera Copa Ulises Jardines in memoriam, con participación de varias provincias.

Un año nos separa de esa tentativa fecha. Un año en el que los tigresitos avileños deberán apretar el paso, Diorge afinar la puntería y el proyecto que él encabeza concentrar más el zumo en el carácter selectivo, de manera que la masividad —buena para crecer— no impida el necesario placer de empinarse también.


Comentarios  

# barbaro martinez 24-01-2018 17:03
mucha culpa le TIRAN a los entrenadores de BASE, sobre la calidad de los peloteros que llegan a la serie nacional, algo INJUSTO pues sepan que el ''PULPO''del negocio de las grandes ligas se ROBA a nustros mejores prospectos ya desde muy jovencitos, en estos momentos existen contratados en diferentes sucursales de las grandes ligas mas de 300 deportistas procedente de la isla que tienen entre 15 y 23 años.
el CRUEL y GENOCIDA bloqueo no permite que estos vivan en CUBITA la BELLA y tienen que abandonar su pais , a estos mercaderes solo les importa el DINERO.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar
# Migdalys 25-01-2018 17:42
No se los permiten porque les defienden sus derechos a quedarse con su dinero, me vas a decir que si vivieran en Cuba podrían tener millones de dólares aqui?
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar