Viernes, 14 de diciembre de 2018 10:52 AM

Ajedrecistas de Ciego de Ávila ¿en zugzwang?

Cuando un ajedrecista llega a una posición de zugzwang, significa, en buen cubano, que no lo salva ni el médico chino, o sea, que todas sus jugadas conducen a la derrota.

Pero esa mentalidad no existe en la comisión de padres de alumnos talentos vinculados a la academia Eleazar Jiménez Zerquera, en Ciego de Ávila , quienes han visto este curso cómo sus pequeñines permanecen sin clases del llamado juego ciencia por cuestiones que jamás debieron ocurrir.

Lo sucedido tiene mucho que ver con la decisión de guardar, en ese local, implementos de otros deportes empleados durante las Noches Avileñas, los cuales entorpecen el normal funcionamiento en la sala de juego.

A partir de esa situación, el grupo de padres, junto al profesor Jorge Cossío Mosquera, realizaron reclamos a la Dirección Municipal de Deportes, los cuales llevaron a diferencias e incomprensiones con cuadros de esa instancia, quienes optaron por retirar las llaves del recinto al personal que en él trabajaba.

Con tantas discrepancias, el docente, con más de 40 años vinculado al deporte intelectual, solicitó su baja y pasó a ocupar otras funciones en la EIDE Marina Samuel Noble, mientras los alumnos se quedaron sin clases de ajedrez y con abundante incertidumbre en la preparación previa a los torneos Pioneriles.

Ahora todo tiende a complicarse por la falta de personal calificado para la enseñanza del ajedrez debido a que varios maestros y entrenadores salieron del país, hacia otras provincias o se desempeñan en otras funciones.

Fachada academia de ajefrezEsta imagen ha sido constante en los últimos meses, mientras se trunca el talento de los infantes y perdemos una opción sana de esparcimiento Aunque las citadas dificultades son del conocimiento de la Dirección de Deportes en la provincia, el camino hacia una solución no se ve por ningún lado, mientras, la academia sigue en pleno deterioro y, con ello, se está perdiendo un espacio que, a la par de su aporte deportivo, constituye una fortaleza para la recreación, la formación de valores y la transmisión de cultura.

Resulta lamentable que, a principios de este siglo, se impulsara, por idea del Comandante en Jefe Fidel Castro, el programa de masificación del ajedrez, con el propósito de extender su práctica a las escuelas y comunidades, sin embargo, aquella magistral jugada no tiene respuestas adecuadas en el territorio.

¿Solución? Nada fácil será, pero los padres, los aficionados y jugadores cercanos a la antigua comisión de activistas que lideró el fallecido José Aguilera Angelino, pueden, junto a los directivos, aportar ideas en beneficio del adecuado funcionamiento de la academia avileña, e incluso, de otras como la de Morón, que transita un panorama similar. Hoy la posición de la partida es crítica, pero si se piensa y actúa de forma correcta podrá esquivarse el zugzwang.

Luis Ernesto a punto de jugar en México

El primer Gran Maestro avileño, Luis Ernesto Quesada Pérez (2 510), aprovechó las últimas semanas, mientras acompañaba como entrenador al escolar Kebert Solares Orozco, para reforzar su preparación con vistas al Memorial Carlos Torre Repetto, señalado para finales de diciembre en Mérida, en el estado mexicano de Yucatán.
Con sede en el palacio del ajedrez Guillermo García, de Villa Clara, Quesada intervino en un torneo de ajedrez activo, con partidas de 25 minutos para cada contendiente, más 10 segundos de incremento por jugada.

La competencia rindió homenaje a tres campeones mundiales nacidos en noviembre: los ya fallecidos Mijail Tal (día 9) y José Raúl Capablanca (19), más el noruego Magnus Carlsen, quien, el pasado miércoles, retuvo la corona universal, de ahí que festeja en grande, este 30 de noviembre, su onomástico 28.

Esta vez, el joven florenciano lidió tablero por medio contra tres anfitriones, los GM Ermes Espinosa Veloz (2 515) y Jesús Nogueiras Santiago (2 458), más el titular juvenil de Cuba, Maestro FIDE Jersy Jesús Pérez Leiva (2313).

No le fue bien al avileño en la competencia: perdió con Nogueiras 0,5-1,5, e igualó a uno con los demás rivales, pero más allá del desempeño, lo trascendental radica en su adiestramiento para asumir, en tierras yucatecas, el compromiso más fuerte de su todavía naciente carrera deportiva. El ganador resultó Espinosa con cuatro rayas.

En cuanto a Kebert (2 245), único representante avileño en el Torneo Zonal del centro de Cuba, eliminatorio para el Campeonato Nacional de mayores, finalizó en el penúltimo escaño, con tres unidades, de 11 posibles, y pérdidas que rondan los 40 puntos en su coeficiente Elo, sin embargo, vale recordar que solo tiene 14 años y ya se codea entre los mejores de esta región.

Finalizada la competencia en el sector varonil, seguía el Zonal para las féminas. Ciego de Ávila está representada por Elizabeth Heredero Gascón (1 700), quien, horas antes de partir, manifestó optimismo en cuanto a su posible desempeño, aunque no se incluye entre las favoritas.

Ajedrez del bueno en el Palacio...

Posted by Osmani Pedraza Ledón on Tuesday, November 27, 2018


Comentarios  

# Alejandro Chang Hernández 01-12-2018 08:12
Da vergüenza que un directivo haga uso de su posición para maltratar de esa manera a unos padres, profesores y alumnos que solo defienden su legítimo derecho. ¿Por qué en vez de quitarle la llave y provocar la petición de baja de esos compañeros, no se sancionó a quienes actuaron de esa manera tan irrespetuosa? Parece mentira que eso pase precisamente aquí, en una provincia destacada en el deporte a nivel nacional. !Cómo se va a privar de un local para su desarrollo deportivo y recreación a esos niños y jóvenes, y todo para guardar implementos deportivos de otros deportes que no tienen ningún derecho a estar ahí! Esperemos que el comisionado provincial de deporte tome cartas en el asunto bien rápido y se solucione esta situación absurda.
Responder | Responder con una citación | Citar
# UnKnown 05-12-2018 08:00
Ah sí, buen camino hacia el desastre.
Es muy lamentable que se apuñale de esa forma las buenas intenciones y preparación de profesores de cualquier tipo, incluyendo al ajedrez.
Ese profesor, Jorge Cossío Mosquera, trató hasta donde pudo, de salvar algo en lo que creía e incluso cree todavía y el pago parece muy cuestionable.
Si afectamos por esa causa a un profesor: ¿con qué fuerza moral le hablaremos después a las nuevas generaciones respecto a inclinarse por el magisterio como forma de vida?
Otro aspecto a considerar es si a ese hombre, o a otros afectados, les da por irse del país... allá iremos entonces con otra muela relacionada con el robo de cerebros y así por el estilo, porque tenemos justificaciones para todo.
A mí no me gusta el ajedrez y personalmente esto no me afecta en nada, pero sí me molesta cuando veo una persona que se ha dedicado a algo socialmente positivo y tiene que sufrir este tipo de sinsabores y nada más y nada menos, que por intentar seguir en ese camino.
Si se me permite una sugerencia al periódico Invasor: háganle una entrevista al citado profesor (si estuviera de acuerdo claro está) y si resultara posible, a otras autoridades de ese deporte.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar