Miércoles, 19 de diciembre de 2018 8:30 AM

Sinfonía a varias manos (+Video)

Con el tesón de los que empujan sin importar los contratiempos, Yanet Pérez Diago, pianista concertista y profesora, ha logrado estrenar los primeros acordes de la orquesta de cámara Arte Ñola Sahíg Saíz, que honra con su nombre a esta virtuosa artista del piano, e incluye en su nómina a alumnos de noveno grado del centro de enseñanza artística elemental del territorio, empecinados en no dejar morir la esencia más pura de la música clásica y en oxigenar con nuevas propuestas nuestro panorama cultural.

Lea más al respecto en Invasor

La primera presentación transcurrió sin grandes poses o escenarios, al ritmo de un danzón y en uno de los portales de esta institución, pero sí con desenfado y autenticidad suficientes como para ser calificada de excelente y augurarse, desde ya, el buen desempeño de la orquesta.

En los papeles ha quedado refrendado como un proyecto que busca incentivar, desde las primeras edades, las prácticas en conjunto y que tributará, necesariamente, a la formación integral de los muchachos, que egresan carentes de experiencias similares, y a la conformación de formatos corales y sinfónicos que incluyan todas las líneas de instrumentos.

Para Yanet Pérez Diago, pianista concertista que diseñó el proyecto, la idea ha venido a concretar lo que era ya una necesidad en la provincia, que ha lidiado por años con el hecho de no poder retener con propuestas atractivas a los egresados de la enseñanza artística que regresan al terruño.

“Luego de una larga ausencia de las cuerdas en las agrupaciones de pequeño formato existentes, comienzan a visibilizarse algunos cultores, que deben ser involucrados en los diversos programas de desarrollo del Instituto Cubano de la Música. Comenzar desde la enseñanza elemental debiera ser una fortaleza, que bien aprovechada, a largo plazo, devolverá frutos.”

Clarinetes, flautas, oboes, fagot, piano, percusión y los violines ajustan sus sonoridades en el logro de piezas de exquisita factura, que han llegado a través de diversas vías, pero, sobre todo, gracias a la colaboración de amigos y artistas de la Escuela Profesional de Música José White, de Camagüey.

La interpretación, a través del lenguaje instrumental, de temas antológicos del repertorio cubano y universal, no solo resultan parte ineludible del currículo formativo de cualquier alumno, sino un modo de cimentar lo que podría ser un nutrido grupo de artistas que tributen al desarrollo de la música de concierto en Ciego de Ávila, con preferencia hacia el logro de una Orquesta Sinfónica.

En los últimos años, este género ha inaugurado una suerte de cultura de la resistencia en el afán de mantenerse activo, no por falta de talento, sino porque ha lidiado con la escasa comercialización y la falta de espacios para mostrar su diversidad, lo cual ha contribuido al éxodo hacia agrupaciones de música popular bailable que venden sin preámbulos y, en el peor de los casos, a mostrar espectáculos deslucidos, ajenos a los más elementales códigos de la calidad. Vale cualquier alternativa para devolverle su esplendor.


Comentarios  

# barbaro martinez 02-11-2018 09:54
ENHORABUENA , muchas gracias a Perez Diago, NECESITARA de mucho APOYO de los DECISORES.
CIEGO ''ciudad'' pide a GRITOS un local para la musica de CONCIERTO.Ideal seria donde esta el tostadero de cafe.
donde esta hoy el tostadero de cafe ,estubo el Teatro Marti [se perdio en un INCENDIO ]
el tostadero tarde o temprano lo tendran que mudar y tu VERAZ que lo van a DIVIDIR en varios pedazos pues en este batey sin INGENIO pulula la mentalidad de cuarteria, ejemplos se sobran.

brmh
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar