Martes, 18 de septiembre de 2018 9:58 AM

Sara Contreras: avasalladora, incansable, apasionada…

Esta semana, la cultura avileña dijo el último adiós a una destacada personalidad en las labores de promoción y organización culturales.

Sara Contreras El pasado 3 de septiembre, el sector cultural avileño sufrió la pérdida de una de las figuras más sobresalientes en la organización, promoción y creación artística de la provincia: Sara Contreras Lima.

En el año 1980, Sara fue ubicada como Directora del Museo Provincial, el cual se inauguraba ese mismo año. De cuando asumía este rol, es recordada por su insaciable entusiasmo y disposición ante el trabajo, imponiendo el ejemplo, incluso, en las labores de construcción y montaje de la nueva institución. Posteriormente, ejerció como Presidenta del Consejo Provincial de las Artes Plásticas, miembro activa de la Comisión de Trabajo de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, y de la Comisión Nacional de Evaluación de Artesanía, y fundadora del Salón Provincial Infantil Soñando y Pintando.

Sara se convirtió en un eslabón fundamental para el desarrollo artístico y cultural de la provincia, un pilar para disímiles creadores que confiaron en su acertada visión y elevado compromiso con nuestra cultura. “Una colega sin pelos en la lengua, avasalladora, incansable, apasionada, emprendedora, son algunas de las características que definieron su personalidad hasta el final de sus días”, como alegan Sonia María Peña y Manuela Maura Rodríguez, especialistas del área comercial del Fondo Cubano de Bienes Culturales.

Su dedicada labor influyó directamente en el rescate y reconocimiento de la cultura popular y tradicional de la provincia. Disímiles proyectos surgieron a partir de las ideas de Sara, en los cuales, la impronta de lo vernáculo era palpable desde la técnica, los materiales utilizados o desde la propia temática desarrollada. Así sucedió con el proyecto Guayza, liderado por Maribel Torres y Frank Pérez, que insertó elementos del vestuario aborigen en piezas adaptadas a nuestros tiempos y el proyecto Había una vez..., presentado en Fiart 2008, que permitió la visualización de un rescate en la juguetería y vestuario infantil autóctono.

Incansable como presidenta de la Comisión Técnico Artístico de las Artes Aplicadas, abogó por una individualización de la producción artística regional, criterio que propició la impronta dentro del Fondo Cubano de Bienes Culturales y concretó la huella de nuestra provincia en los diversos espacios expositivos a nivel nacional.

Su capacidad visionaria posibilitó que gran parte de nuestros artistas encontraran una voz única dentro de la inmensa producción nacional. Con solo escuchar algunas de las valoraciones que ha suscitado su pérdida, aseguro que su labor será recordada por la pasión y empeño con las que, sin temor a ultranza, aunó esfuerzos para resaltar el valor de nuestra identidad.

Hay personas que pasan por la vida desapercibidas, pero hay otras que vienen con una luz arrolladora que no dejan...

Posted by Katya Roldán Contreras on Thursday, September 6, 2018


Comentarios  

# Adrián García 12-09-2018 13:31
Es lamentable la pérdida de Sara Contrera, su trabajo en la cultura y la comunidad fue extraordinario, sus peñas desde el patio de su casa, la convierten en un defensora de la comunidad. Como Delegada del Centro de la Ciudad, su trabajo será recordado por ser crítica de todo lo mal hecho, un abrazo fuerte a esa amiga querida.
Responder | Responder con una citación | Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar