Miércoles, 17 de julio de 2019 11:14 AM

Presentan epistolario de Ernesto Che Guevara

El libro Epistolario de un tiempo, que recoge cartas de Ernesto Che Guevara escritas entre 1947 y 1967, fue presentado este martes en la sala Rubén Martínez Villena, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, de La Habana.

Miguel Barnet, presidente de la institución cultural, calificó de fundamental la lectura del texto, que incluye misivas, en su criterio, extraordinarias, que aportarán al conocimiento de la historia de Cuba y otros temas, y que considera gustará a todos.

Aleida March y su hija Aleida Guevara March asistieron a la presentación del libro, junto a intelectuales de diferentes ramas de la cultura y otras disciplinas del saber, además del público en general, interesado en conocer un poco más sobre el Che.

Aleidita, conmovida, afirmó que el libro, editado por Ocean Sur, resulta muy interesante y que, poco a poco, va revelando detalles de la vida del joven Guevara, sus deseos de viajar y ser un buen médico y cómo el contacto con la realidad de los desposeídos transformó su modo de pensar y de actuar.

María del Carmen Ariet García, Licenciada en Sociología y Doctora en Ciencias Históricas, y Disamis Arcia Muñoz, Licenciada en Comunicación Social, tuvieron a su cargo la compilación del libro, de la editorial Ocean Sur, en colaboración con el Centro de Estudios Che Guevara.

Ariet, en la presentación que inserta el volumen, afirma que el Che no escapó a la tentación de escribir pasajes y momentos cruciales de su vida por intermedio de cartas.

Añade que en estas afloran su sentido de la verdad y la honestidad en sus expresiones y en su modo de decirlas, acompañadas de un estilo muy suyo que, con el tiempo, logra depurar para alcanzar un clímax relevante.

En la presente edición se han ordenado por primera vez las misivas redactadas por el Che en su juventud, en Argentina, pasando por la experiencia de la lucha revolucionaria en Cuba y, posteriormente, al triunfo revolucionario, hasta la última carta que enviara a su esposa, Aleida March, desde Bolivia.

Las cartas, escritas en diversos momentos y circunstancias, sintetizan y definen al revolucionario integral en toda su dimensión.

Muchas se conocen, las menos, son inéditas, conservadas en su archivo personal y de singular importancia.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar