Domingo, 24 de marzo de 2019 9:31 PM

Merecidos aplausos y necesarias renovaciones

El inicio de un nuevo año, casi siempre, trae consigo el recuento de los momentos culturales más significativos del anterior. Unos que trajeron al territorio avileño importantes aportes y satisfacciones por su acertado desarrollo, y otros que necesitan ser renovados para que su existencia y vitalidad no se vean amenazadas en venideras ediciones.

El movimiento de las artes visuales en la provincia, vale mencionar por la calidad artística de las obras, se visualizó fundamentalmente en algunas exposiciones personales como Atisbos de otra realidad, de Leonidez Lazo Bernal, y Aqua Vitae, del artista Jesús Walfrido Calaña. Eventos importantes como el Salón Regional de Paisaje René Rodríguez y el Salón Provincial de Artesanía Artística Eduardo Martínez tuvieron diferentes apreciaciones por parte de la crítica. El primero dejó plasmado la renovación del género paisajístico, incluso, en la variedad de técnicas utilizadas; y el segundo, hizo notar la necesidad de incrementar el elemento artístico en la vanguardia de los artesanos avileños.

La música estuvo favorecida con certámenes que conquistaron los aplausos del público como la XII Edición del Festival Trovándote, que logró atraer a un cuantioso público y reunir una notable plantilla de artistas como Ray Fernández, Ariel Barreiro, Freddy Laffita, Axel Milanés y Jorge Kamancola. El Jazz Centro con el grupo La Familia, como anfitriones, en el municipio de Morón, demostró que con buena música y empeño la cultura de un pueblo se fomenta.

El Festival de Música Fusión Piña Colada arribó a sus 15 años de creado por todo lo alto, al lograrse una mayor diversificación de los géneros musicales con la presencia de agrupaciones de primer nivel, que trastrocaron el ambiente de la ciudad y llegaron a diversas localidades del territorio.

Sigue siendo el Carnaval de las Flores una de las festividades más importantes de la cultura popular tradicional, la nota discordante que ocupa y preocupa a las autoridades culturales y al público es que cada año ven menguar la tradición con espectáculos deslucidos, donde se promueven más las variedades gastronómicas que la creatividad y el empeño transformado en arte.

•Lea más sobre el tema aquí

La creación musical ha mantenido el terreno ganado con años de trabajo y se sostiene en las carteleras culturales el Festival del Creador Musical Joseíto Fernández, en Primero de Enero, y el Daniel Cruz Cosa, en Venezuela, que demandan de un inmediato electro-shock para revivirlos.

Las artes escénicas tuvieron un año atareado en el afán de rescatar eventos y elevar la calidad de la oferta. Sin embargo, no siempre se concretan estos propósitos y vuelven a hacer mella las cuestiones logísticas y organizativas que impiden un desarrollo armónico. Así sucedió con Teatro Sin fronteras y Molinos de Cuentos, que necesitan renovar los conceptos, las maneras de hacer y traer hasta aquí lo mejor del arte de las tablas.

Por su parte, Títeres al Centro mantuvo una probada calidad y le impregnó a la ciudad la magia de los muñecos por días, en los que nada sobró o faltó. En esta oportunidad se incluyó en el programa un recorrido por La Trocha para rendir homenaje a ese circuito histórico, no obstante, para la venidera cita deberá contar con el respaldo logístico necesario para llevar el arte hasta estas zonas alejadas de la capital provincial.

Con orgullo y probados resultados acogió la provincia el Festival Nacional de Artistas Aficionados de la Federación Estudiantil Universitaria, que demostró el valor del talento que crece en los centros de Educación Superior del país e impuso el reto de asumir la magnitud de una cita para la que nuestros espacios culturales no estaban preparados. En cambio, nuestra delegación fue reconocida con varios premios en las manifestaciones de literatura, artes visuales y danza.

ArtistasEl Festival de Artistas Aficionados de la Federación Estudiantil Universitaria puso arte del bueno en los escenarios avileños

Otros eventos tuvieron su primera edición en 2018, como el Encuentro Nacional de Humor Ríe y te diré quién eres, en un intento de rescatar elementos del teatro vernáculo; se celebró la expoventa Arte para mamá, auspiciada por el Fondo Cubano de Bienes Culturales, y para suerte del intercambio cultural entre naciones, se efectuó el Primer Encuentro Teatral Pueblos Escena, con buenos augurios para ediciones posteriores.

El talento del terruño también brilló en el panorama nacional, lo que ha puesto al territorio en un escalón más empinado dentro del desarrollo cultural. Así lo confirman exposiciones en galerías habaneras como la de Jeosviel Abstengo Chaviano, con la muestra de dibujo sobre cartulina Ayat-38, el Premio Nacional de Cultura Comunitaria merecido por el Conjunto Artístico XX Aniversario, y la inclusión de audiovisuales de los avileños Arletys White Morales y Yoanny Oliva en las exhibiciones colaterales de la XVIII Edición de la Muestra Joven del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos.

Estos 12 meses que dijeron adiós dejaron sinsabores, pero rectificarlos, así reza el refrán, es de sabios. Hay que dejar bien claro cuáles fueron los desaciertos e intentar mantener todo lo que signifique tradición pues, luego, cuando ya esté perdida, sobrevuela la locura en el ámbito cultural para intentar recuperarla, y siempre quedan las heridas del olvido.

También, hay que abrir las puertas a lo novedoso, a lo foráneo, siempre que sean palpables los aportes. Si no posibilitamos el intercambio, nunca podremos tener adecuados medidores de calidad, lo que viene de la mano con la necesidad de llevar, asimismo, nuestro arte a otros espacios. Esperemos que este año la cultura avileña tenga menos inconvenientes por los cuales llorar y mayores razones para agasajarnos.

bienes culturalesArte para mamá resultó una propuesta atractiva por parte del Fondo Cubano de Bienes Culturales.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar